Sahara Occidental. «Nadie ha dado más oportunidad a la paz que nosotros» | Blog | teleSUR
2 septiembre 2020
Sahara Occidental. «Nadie ha dado más oportunidad a la paz que nosotros»

Mohamed Ali Muley Ahamed es el nombre del nuevo embajador en misión, de la República Arabe Saharaui Democrática y del Frente Polisario para todo Latinoamérica. Con él pudimos dialogar en su residencia provisoria del Estado español, adonde lo tomó por sorpresa la cuarentena cuando estaba tratando de llegar a los territorios donde se ubican los campamentos del pueblo saharaui. Un pueblo que lucha por recuperar sus tierras arrebatadas primero por España y luego por Marruecos.

Sahara Occidental. «Nadie ha dado más oportunidad a la paz que nosotros»

-Cuéntenos como se está dando en los campamentos saharauis la epidemia de Covid-19.

Desde que empezó la pandemia a extenderse por el mundo, en los campamentos casi no se dieron casos. Hasta que se dio por finalizada la cuarentena, y recién a partir de ese momento han aparecido algunos casos. Es una situación alarmante porque son campamentos de refugiados, donde la gente por más restricción que haga, se mezclan, están acostumbradas a saludarse, como todo el mundo. Todo lo que hace a la salud es algo delicado en los campamentos, cabe reconocer que nosotros aplicamos la política sanitaria de la prevención y eso nos ha servido de mucho en los campamentos. Pero no quita que cuando se quitó la cuarentena y empezó a haber tránsito de lugar a lugar; de campamento en campamento, o a las instituciones argelinas vecinas, han ocurrido 25 contagios confirmados hasta el domingo 23 de agosto, con 16 recuperados y 7 activos con síntomas leves. Hasta el momento fallecidos por el virus hubo dos. No quita que sigue habiendo preocupación, porque puede extenderse, porque no hay vacunas aún y menos habrá para los refugiados. Entonces sigue habiendo preocupación, pero se está haciendo un trabajo sobrehumano cumpliendo las normas de higiene, lavados de manos, mascarillas, distancias de 1.5 metros.

–En este mismo marco, como está la situación de los médicos y las médicas, cual es la situación sanitaria que se da en general ¿hay hospitales? ¿hay atención para la población? ¿Cómo se resuelve esto en un campamento?

Hay grupos de campamentos grandes, donde cada uno tiene municipios, y seis o siete campamentos más pequeños. En cada uno de los campamentos grandes hay un hospital. Mientras que en los más chicos hay un hospital ambulante, pequeño, dispensario para curas y cosas rápidas. El hospital provincial tiene médicos especialistas, pediatras y demás especificidades. Luego, a nivel nacional hay hospitales complejos, con sistema quirúrgico, un hospital con muchas especialidades. También hay otros hospitales que son militares, del ejército saharaui. Así siempre se mantuvieron los campamentos, de esa manera. Ya sabes que los medicamentos los recibimos de la ayuda humanitaria o de las ayudas de los países amigos. Aparte de los saharauis siempre hay una brigada permanente de médicos cubanos.

-Esta pasada semana adquirió relevancia informativa la decisión de realizar por parte del gobierno saharaui, grandes construcciones en zonas liberadas ¿Qué significa este anuncio, lo puedes explicar?

El tema de repoblar el campamento de refugiados es una cuestión que lleva pensándose hace tiempo. Sucede que en el último congreso, el de diciembre del año pasado, salió entre las resoluciones del Frente Polisario, que es una acción que hay que llevar de manera urgente. Hay inoperancia de la ONU y el fracaso total de lo que denominan el Plan de Paz. No vemos realmente luz al accionar, los saharauis legítimamente tenemos derecho a vivir en la tierra liberada y a su vez liberar la otra. Mientras, se está en una breve espera que Naciones Unidas conteste las decisiones del Frente Polisario en el último congreso. En un breve plazo de tiempo ONU aplicaría lo acordado en el Plan de 1990 y puesto en vigor en 1991, que es la celebración de un referéndum de autodeterminación. Que tiene como base el censo español de 1974 y en enero de 1992 debería de haberse celebrado ese referéndum. Pero ya hemos esperado 25 años. Nadie ha dado más oportunidad a la paz que nosotros. Los saharauis tienen el derecho legítimo de defender sus tierras y de luchar por recuperar sus otras tierras por los medios legítimos aceptados por la comunidad internacional.

-Ahora, dentro de ese mismo plan, ¿dónde harían esas construcciones?

Nosotros tenemos un tercio del país libre, eso arranca con la frontera de Argelia con la República Saharaui, va hasta el sur este, en la frontera con Mauritania. La Güera, que en tiempo de España era la quinta ciudad del Sahara, toca al mar. Desde La Güera hasta una parte del territorio que está a 60 km de la frontera con Argelia, todo es pensamos repoblarlo. Primeramente, los saharauis quieren volver a su tierra, en vez de esperar en campamentos de refugiados. Quieren mover la economía de su propia tierra, usar los recursos naturales, hay que montar escuelas, ya hay algunas, igual los hospitales y los centros de asistencias de infancias, centros para ancianos, pero de asistencia, no que vivan, no las residencias. En nuestra cultura no se va a ningún sitio, se está con la familia, no a una residencia, sino asistencia para que le den salud. Luego, el tema de los pozos del agua, la agricultura, todo. En este sentido hay una instancia que se llama «mesa de los territorios liberados», confirmada por 15 ONGs, en su mayoría españolas que ya se reunieron en noviembre pasado en los territorios liberados y volvieron a hacerlo en febrero pasado, cuando ya existía el virus, pero aún no era pandemia. Se reunieron en España y luego se han puesto de pie a mirar cómo se puede, en esta situación, ir liberando cada una lo que le compete. Si les compete educación, sanidad, etc. Tiene su contraparte saharaui, tienen que hablar con ellos. Ya es hora. 25 años de que ONU y que la otra parte, Marruecos, se encaminen a la paz, el pueblo saharaui tienen que velar por su futuro.

-En agosto se cumplen 5 años de la desaparición física de Mariem Hassán, la voz de la mujer saharaui. Cuéntenos cómo enfrenta la mujer saharaui estos momentos, ellas. que han sido protagonistas de todas las luchas.

Es verdad, el 22 de agosto de 2015 falleció Mariem Hassan, una mujer que toda su vida estuvo luchando, lo hizo desde los 15 años, aun cuando estaba España en Sahara. Empezó a cantar en la clandestinidad canciones revolucionarias. Es curioso todo lo que ha cantado esta mujer en su vida, con cantos s la patria, a la revolución, a la independencia del pueblo saharaui. Siempre dijo Yo firmo con cualquier compañía de discos, española o alemana, pero yo a mi pueblo no le cobro nunca nada. Tuvo una vida admirable, ha sido una mujer luchadora, y aparte de eso, era enfermera. Mientras estaba en los campamentos de los primeros años ella curaba, cantaba y buscaba una composición, ella estaba ahí. Una mujer saharaui es como ella, luchadora. Gracias a la mujer saharaui se han obtenido gran parte de los logros. Somos una sociedad musulmana, árabe, africana, pero es curioso que siempre a la mujer le tuvimos respeto, ha tenido gran protagonismo y ha contribuído a la lucha. En este sentido, Mariem es hija de este pueblo. Que en paz descanse, van ya 5 años de su fallecimiento. Creo que es el ejemplo de las muchachitas jóvenes, para que sigamos luchando para liberar todo el territorio Saharaui y poder instalar el gobierno democrático. Y a partir de allí que cada uno, si quisiera, puede ser ciudadano del mundo.

-Recientemente, la CIA desclasificó, como suele hacer cada tantos años, una serie de barbaridades que cometen ellos y también sus cómplices. Apareció algo que sabíamos, pero ahora está certificado, el rol que jugó el famoso Rey Juan Carlos en la entrega de los territorios saharauis, ¿qué comentario tienes para hacer de un hecho que marca claramente quien era este personaje que se ha tenido que ir del país por corrupto?

Creo que poco hay que añadir después de lo que dijo Julio Anguita. Anguita es un conocido político español, Secretario General de PC en su momento, coordinador general de Izquierda Unida, un gran político, quizá el más honrado de los últimos 50 años, un hombre que ha luchado toda su vida. Bueno, él ha dicho la verdad. Hace tiempo, aún antes que se sepan los escándalos, que el tema del Sahara se había vendido y lo ha vendido Juan Carlos I. En realidad, ha intentado hacer un cambio: que Estados Unidos le garantice un reinado tranquilo a cambio del Sahara. Pero eso no termina ahí. El reinado fue tranquilo porque la izquierda ha cedido donde no tenía que ceder. Eso fue parte del pacto de la transición. No se si realmente es transición o continuismo del franquismo, no lo se y no quiero entrar allí de momento. Pero luego siguió y siguió en el tema del Sahara, por decirlo vulgar y coloquialmente, metiendo mano hasta ahora. Ha tenido un pase nefasto en la historia. Todos los gobiernos que se han llamado de transición lo siguieron. Lo tengo que decir, ninguno de los que voy a hablar a favor de ellos son santos de mi devoción. Todos los gobiernos de turno españoles, han jugado a favor de la ocupación de Marruecos del Sahara Occidental.

-Eso queda claro. Lo empezó Juan Carlos, pero toda la izquierda sumisa española fue remarcando que estaban de acuerdo con eso. Hay que hacer salvedades, Julio Anguita fue uno de ellos y después hay militantes de izquierda en Catalunya, en el País Vasco, que se opusieron a esto y dijeron lo que ahora la CIA de alguna manera pone en blanco sobre negro. Queda claro para la historia que es lo que ocurrió allí. A propósito de esto, Marruecos sigue invirtiendo mucho dinero para hacer lobby con Estados Unidos con el tema del Sahara y cuenta con el apoyo de Israel, un estrecho aliado de Marruecos ¿que busca Marruecos con esta sumisión a EE.UU. además de inclinar la balanza contra el pueblo saharaui?

Toda la política internacional de Marruecos discurre sobre el tema del Sahara, que quede claro. ¿Qué quiere de Estados Unidos? Poder hacer toda acción política, a cambio de que lo apoyen en la ocupación del Sahara Occidental. De momento Estados Unidos no lo ha hecho, ni tampoco Francia. No creo que suceda., espero que no. Pareciera que el tiempo corriera en contra del pueblo y la República Saharaui pero no es así. Corre en contra de Marruecos. Es un país que vive una situación económica terrible. Esto duele, porque quien lo sufre es el pueblo marroquí. Nosotros no tenemos nada en contra del pueblo, queremos que el pueblo marroquí prospere, queremos que el pueblo marroquí tenga democracia, nos gustaría que el pueblo marroquí se una al pueblo saharaui, al pueblo argelino, al mauritano, en la lucha contra el hambre, la pobreza y todos estos males que siempre están ahí. Y tenemos que luchar contra ellos, pero también contra la monarquía. Pero Marruecos, no se quiere meter ahí. De momento, nosotros siempre desde el respeto, vamos a trabajar con los pueblos de la región, con todo régimen de justicia y todo régimen democrático.

-¿Cuánto pesan en esta ocupación prolongada que ha hecho el gobierno de Marruecos sobre el territorio saharaui los yacimientos de fosfato, cuánta importancia tiene lo económico en este caso?

Las minas de fosfatos, en el Sahara Occidental, son las más grandes que hay en el mundo. La segunda potencia es Estados Unidos y la tercera es Marruecos. Si el tercero se queda con la parte del primero, lo que quiere es convertirse en potencia y no solamente de fosfatos. El fosfato es lo que ha explotado España y se ha conocido, pero hay oro, hay uranio, hay diamantes y hay petróleo. El Sahara es un país inmensamente rico. Si España es como la 5º parte de la Argentina, el Sahara es como la segunda parte de España, la mitad. Un país que apenas rosa el millón de habitantes, con esa formación que tenemos y una economía soberana, imagínate como viviríamos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Periodista argentino en medios de prensa escrita y digital, radio y TV. Escritor de varios libros de temas de política internacional. Director del periódico Resumen Latinoamericano. Coordinador de Cátedras Bolivarianas, ámbito de reflexión y debate sobre América Latina y el Tercer Mundo.
Más artículos de este bloguero




Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.