• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
“Los incendios seguirán en los próximos meses ”, advirtió el primer ministro Scott Morrison.

“Los incendios seguirán en los próximos meses ”, advirtió el primer ministro Scott Morrison. | Foto: Reuters

Publicado 6 enero 2020


Blogs



El primer ministro Scott Morrison explicó que los montos serán gestionados durante los próximos dos años por una nueva agencia dedicada a ayudar en la reconstrucción.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció este lunes que su gobierno destinará 1.400 millones de dólares en los próximos dos años para ayudar a cubrir los daños generados por los incendios forestales que arrasan desde septiembre pasado el suroeste del país.

LEA TAMBIÉN:

Confirman al menos 22 fallecidos por incendios forestales en Australia

“Los incendios seguirán en los próximos meses ”, advirtió Morrison. “Y por eso expliqué hoy que esta es una inversión inicial, de dos mil millones de dólares australianos (1.400 millones de dólares estadounidenses). Si se necesita más y el costo es mayor, se proporcionará un presupuesto adicional", indicó

Morrison explicó que los montos serán gestionados durante los próximos dos años por una nueva agencia dedicada a ayudar en la reconstrucción de casas e infraestructuras dañadas por los fuegos que arden en el país desde hace cuatro meses.

"Se hará lo que haga falta, cueste lo que cueste", afirmó Morrison en una rueda de prensa en Camberra tras reunirse con el comité de seguridad nacional de su gabinete para analizar la respuesta a unos fuegos que han causado 25 víctimas mortales.

"Tenemos un largo camino por delante y estaremos con estas comunidades en cada paso del mismo mientras reconstruyen", puntualizó.

El primer ministró también anunció el despliegue de tres mil reservistas y una partida de 20 millones de dólares para alquilar cuatro hidroaviones y otros medios aéreos.

Este lunes una lluvia en las zonas afectadas por los incendios en el sureste de Australia ha dado un respiro a bomberos y comunidades afectadas por el fuego, antes de que las temperaturas vuelvan a rondar los 40 grados a finales de semana.

Bomberos australianos, ayudados por refuerzos procedentes de Estados Unidos y Canadá, esperaban aprovechar algunas precipitaciones y un descenso relativo de las temperaturas para tratar de controlar algunos focos.

Las previsiones sobre la condiciones del clima para el martes y miércoles en los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur, los más afectados por los incendios, indican que se producirán lluvias y posibles tormentas eléctricas antes de que la temperatura vuelva a aumentar al final de la semana.

Más de 130 incendios se registran todavía en Nueva Gales del Sur y se han quemado más de cinco millones de hectáreas, mientras en el resto del país se han quemado casi dos millones y medio de hectáreas, un área semejante al tamaño de la República de Irlanda.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.