• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario brasileño afirmó que "la Amazonia no está siendo devastada, tampoco está siendo consumida por el fuego, como dicen los medios de comunicación erróneamente".

El mandatario brasileño afirmó que "la Amazonia no está siendo devastada, tampoco está siendo consumida por el fuego, como dicen los medios de comunicación erróneamente". | Foto: EFE

Publicado 24 septiembre 2019





El mandatario ultraderechista de Brasil abrió la sesión  de debates de la ONU con ataques al socialismo y en minimizar los incendios forestales en la Amazonía.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, inauguró el debate de alto nivel de la Organización de Naciones Unidas (ONU), con un discurso que defiende su política de exclusión a las poblaciones vulnerables y en favor a las grandes empresas.

LEA TAMBIÉN

¿Qué acciones ha tomado Bolsonaro contra soberanía de Brasil?

Bolsonaro acusó a gobiernos anteriores en Brasil de fomentar la corrupción y promover la violencia, no obstante, elogió el trabajo de su Ministro de Justicia y Seguridad, Sergio  Moro, quien está relacionado con casos de tráfico de influencias y parcialidad en el enjuiciamiento del expresidente Luis Inácio Lula da Silva.

Sobre la Amazonía y los derechos de los indígenas

Bolsonaro habló de su compromiso con la protección del medio ambiente pese a su pobre política de cuidado a la naturaleza y a favor de la deforestación en beneficio de las industrias. Dijo que los recientes incendios se debían a la sequía y a algunas prácticas de los indígenas y negó incrementar el territorio al que tienen derecho. 

"Decir que el amazonas es el pulmón del mundo no tiene sentido" afirmó el jefe de Estado y acusó a los medios de comunicación de protagonizar ataques sensacionalistas y acusó a otros Estados de incurrir en una "falta de respeto" con su "espíritu colonialista", y de cuestionar el "valor más sagrado: la soberanía" en relación a las acciones promovidas desde otros gobiernos para la protección de la selva amazónica.

El mandatario brasileño se refirió a la culminación del programa de cooperación médica con Cuba y desmeritó el trabajo de los 10.000 profesionales de la salud que estaban dedicados la atención de las poblaciones vulnerables en el país suramericano y que tras su salida han sufrido desatención sanitaria.

Al respecto, el canciller cubano, Bruno rodríguez, rechazó las declaraciones de Bolsonaro que insinuaban que el personal médico de la isla caribeña funge como espía no solo en Brasil sino en Venezuela. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.