• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El reporte que reveló que 18 niños murieron en bombardeo contra un campamento disidente de las FARC-EP fue desmentido por las autoridades.

El reporte que reveló que 18 niños murieron en bombardeo contra un campamento disidente de las FARC-EP fue desmentido por las autoridades. | Foto: Colprensa

Publicado 12 noviembre 2019


Blogs



El nombramiento se produjo después que el informativo colombiano Noticias Uno reveló que la masacre pudo ser mayor. 18 niños habrían muerto en bombardeo.

El presidente de Colombia, Iván Duque, designó este martes al canciller Carlos Holmes Trujillo como ministro de Defensa en reemplazo de Guillermo Botero quien renunció al cargo hace una semana tras desvelarse que ocultó al país la muerte de ocho niños en un bombardeo militar contra disidentes de las FARC-EP.

LEA TAMBIÉN:

Colombia: asesinan a militante de FARC y a líder campesino

"He designado al doctor Carlos Holmes Trujillo como nuevo ministro de la Defensa nacional", afirmó Duque en una declaración en la Casa de Nariño en la que destacó la "vasta experiencia en administración pública" de Trujillo.

En la declaración, Duque estuvo acompañado de Trujillo y del alto mando militar, entre ellos el comandante de las Fuerzas Militares y ministro de Defensa encargado, general Luis Fernando Navarro. 

El nombramiento se produjo después que Noticias Uno reveló que la masacre pudo ser mayor. 18 niños habrían muerto en bombardeo. La historia de terror en lo que se ha convertido el bombardeo del Ejército ahora trae un nuevo capítulo, que parece más funesto que el anterior.

Tras la salida del ministro de Defensa, Guillermo Botero, por el bombardeo que dejó a ocho niños muertos, que fueron reclutados por disidencias de las Farc, ahora se conoce que fueron más y que además algunos habrían salido con vida.

Un equipo de Noticias Uno viajó hasta San Vicente del Cagúan en donde evidenció los destrozos de la bomba que arrasó con todo a su paso. Al llegar al lugar, habitantes del sector contaron que no fue una sola bomba, sino que fueron dos.

Una de las bombas seguiría enterrada en el lugar y la otra dejó un cráter demás de 12 metros, que está llena de agua, y en donde según los pobladores, habrían cadáveres.

Una comunidad del departamento colombiano del Caquetá (sur) denunció que los niños muertos en el bombardeo militar de hace dos meses contra disidentes de las FARC fueron entre 16 y 18, y no ocho como se reveló la semana pasada, lo cual fue desmentido este martes por las autoridades.

Idaly Saldaña, habitante de la aldea de Aguas Claras II, el poblado más cercano al punto donde cayeron las bombas, explicó a Noticias Uno que según lo que dicen las familias de la zona son "18 niños" que murieron en el bombardeo.

El Comando General de las Fuerzas Militares negó la versión de Noticias Uno, la cual señala que después del ataque aéreo al campamento de alias "Gildardo Cucho" se persiguió a los sobrevivientes con drones y perros.

A raíz de la denuncia del noticiero, el Comando General de las Fuerzas Militares negó esa versión de los hechos por medio de un comunicado de prensa.

"Posterior a la operación de interdicción aérea (el bombardeo en Caquetá) no se presentaron persecuciones, combates ni acciones que originaran la muerte de presuntos integrantes del grupo armado organizado residual", indicó.

El Comando aseguró que Medicina Legal es "la única institución que puede emitir los dictámenes científicos legales que permitan establecer posibles causas de muerte y plenas identidades de los occisos y sus edades biológicas".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.