• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El tipo de sangre también podría influir en la posibilidad de contraer o no el coronavirus, según estudios realizados sobre el virus.

El tipo de sangre también podría influir en la posibilidad de contraer o no el coronavirus, según estudios realizados sobre el virus. | Foto: teleSUR

Publicado 23 junio 2020



Blogs



Las características genéticas de las personas podrían incidir en la vulnerabilidad al desarrollo de formas clínicas graves en la infección por el virus SARS-COV-2.

El nuevo coronavirus continúa su avance por el mundo y, hasta el momento, los contagios alcanzan a más de 9.300.000 casos, mientras que ha dejado más de 475.000 fallecidos. Según estudios realizados sobre este virus, la genética puede determinar las respuestas de las personas ante posibles infecciones por la Covid-19.

LEA TAMBIÉN:

¿Qué hacer ante Covid-19 en lugares donde procesan alimentos?

Investigaciones publicadas recientemente refieren que las características genéticas de los individuos podrían incidir en la vulnerabilidad al desarrollo de formas clínicas graves en la infección por el virus SARS-COV-2.

Género y Covid-19

Los hombres suponen más de un 70 por ciento de los ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). I Foto: Freepik

Según datos de la agencia de investigación en salud Global Health 50/50, de la University College London, Inglaterra, desde que comenzó la pandemia en más de 30 países, los hombres suponen más de un 70 por ciento de los ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales, mientras que representan casi un 60 por ciento de las muertes causadas por la Covid-19.

Si bien los primeros estudios sobre este hecho consideraban aspectos como la mayor prevalencia de enfermedades crónicas de base en los hombres, otros han demostrado que podrían existir más causas relacionadas con la genética.

De acuerdo con una investigación de la Universidad holandesa de Groningen, la enzima ACE2, presente en diversos órganos y puerta de entrada hacia las células humanas del virus SARS-CoV-2, podría ser más abundante en hombres que en mujeres.

A través de muestras de sangre de más de 3.500 pacientes con edades entre 69 y 75 años, de 11 países europeos, los autores descubrieron que la molécula ACE2 se encontraba en mayores concentraciones en los hombres que en las mujeres. Resultados que fueron validados posteriormente con un grupo control de cerca de 2.000 pacientes en Escocia.

De acuerdo con los científicos holandeses, la ACE2 puede encontrarse en pulmones, corazón, riñones, vasos sanguíneos y testículos, y representa un receptor para el virus, penetrando este en la célula e infectarla. De ahí que, mientras más receptores encuentre el virus en el organismo, tiene más oportunidades de generar una infección.

Grupo sanguíneo

Las personas con sangre tipo A son más vulnerables a la infección y tienden a presentar síntomas más graves. I Foto: Freepik

El tipo de sangre también puede influir en la posibilidad de contraer o no el coronavirus. De acuerdo con resultados preliminares de la empresa de genómica personal y biotecnología con sede en Sunnyvale, California (Estados Unidos), 23andMe, el tipo de sangre O parece ser protector contra el virus en comparación con todos los demás tipos de sangre.

En este sentido, aquellos con tipos de sangre O pueden tener entre un nueve y un 18 por ciento menos de probabilidades de tener resultados positivos para la Covid-19 que las personas con otros grupos sanguíneos, refiere la investigación.

El trabajo concluyó que parecía haber pequeñas diferencias en la susceptibilidad entre los otros tipos de sangre, factores que se mantienen cuando se ajustan por edad, sexo, índice de masa corporal, origen étnico y comorbilidades.

No obstante, las diferencias entre el tipo sanguíneo positivo o negativo, no fueron significativas en los datos de susceptibilidad o gravedad en los casos.

Otra investigación del Centro de Medicina Basada en la Evidencia y el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan reveló que las personas con sangre tipo A son más vulnerables a la infección y tienden a presentar síntomas más graves.

Este análisis tomó patrones de grupos sanguíneos de más de 2.000 pacientes infectados en las ciudades chinas de Wuhan y Shenzhen y, al ser comparados con personas sanas, precisó que quienes tenían el tipo de sangre A se infectaron más y con peores síntomas.

En este sentido, señalaron que "las personas del grupo sanguíneo A podrían necesitar una protección especialmente intensa para reducir la posibilidad de infección", insistiendo en un tratamiento “más agresivo” para ellos.

Por su parte, el Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) del Instituto de Salud Carlos III, en recientes estudios, confirmó que tener sangre tipo A se asocia a un 50 por ciento más de riesgo de necesidad de apoyo respiratorio.

Según su investigación, buscaron “la respuesta en los genes y hemos encontrado una fuerte asociación entre ciertas variantes genéticas en los cromosomas tres y nueve y la gravedad de la enfermedad causada por el coronavirus”.

De acuerdo con este estudio, la variante genética identificada en el cromosoma tres es más frecuente en personas más jóvenes (media de 59 años), “lo que podría explicar, al menos en parte, la gravedad de ciertos casos en este grupo de edad”. Mientras, la variante genética identificada en el cromosoma nueve afecta al gen que determina el grupo sanguíneo ABO.

Lo más significativo del estudio, según indicaron, es que la frecuencia de ambas variantes genéticas en los cromosomas tres y nueve es “significativamente mayor en los pacientes que necesitaron ventilación mecánica frente a aquellos en los que únicamente se administró oxígeno, asociación que fue independiente de la edad y sexo de los pacientes. Por lo tanto, la presencia de estas variantes genéticas predispone al desarrollo de formas graves de insuficiencia respiratoria durante la infección por SARS-COV-2".

La investigación también ayuda a identificar otros factores de riesgo de la Covid-19, al establecer factores genéticos que aumentan el riesgo de desarrollar insuficiencia respiratoria en pacientes con Covid-19.  En este caso, aseguran que esto “posibilita identificar grupos de riesgo que necesiten una protección especial y diseñar tratamientos personalizados”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.