• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Miguel Díaz Canel Bermúdez aseveró que Cuba, en medio de la compleja situación, “continúa buscando la solución para todos".

Miguel Díaz Canel Bermúdez aseveró que Cuba, en medio de la compleja situación, “continúa buscando la solución para todos". | Foto: Presidencia de Cuba

Publicado 16 julio 2020


Blogs



El presidente cubano aseguró que las medidas buscan “el fortalecimiento de la economía ante la situación mundial”.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, anunció este jueves la implementación de una estrategia en el país caribeño para impulsar la economía y enfrentar la crisis mundial provocada por la pandemia de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN:

Cuba está entre países con más pruebas realizadas de Covid-19

La intervención del mandatario se produjo durante una sesión extraordinaria del Consejo de Ministros, que fue transmitida en una emisión especial del programa Mesa Redonda con el objetivo de informar a la población acerca de los contenidos de la estrategia, los pilares que la sustentan y las medidas concretas que se toman.

Díaz-Canel enfatizó que el país está actuando en medio de un escenario complejo y desafiante, marcado por la actual crisis sanitaria y económica provocada por la Covid-19. La situación se enfrentará “con la convicción de que no podemos continuar haciendo lo mismo en un grupo de ámbitos de la vida económica, pues no se están dando los resultados necesarios", enfatizó.

La estrategia adoptada por el Gobierno cubano, define como objetivos fundamentales "Implementar los acuerdos del congreso del Partido y cumplir con las demandas populares emanadas del debate popular de sus lineamientos" que, apuntó el presidente, se han postergado.

Asimismo, se busca "Derrotar la política del bloqueo económico impuesto a la Isla desde los Estados Unidos", "Enfrentar la crisis global y multidimensional que el neoliberalismo y la pandemia han exacerbado", "Aplicar ciencia e innovación en todos los procesos productivos y dinámicas sociales para afianzar el desarrollo" y "Legitimar y afianzar el ideal socialista como único camino hasta ahora conocido hacia la prosperidad con justicia social".

Por su parte, durante la Mesa Redonda, el viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil, mencionó los gastos adicionales en el sector de la salud que ha impuesto la actual emergencia sanitaria para el financiamiento de los centros de aislamiento, la atención a los trabajadores y al resto de la población. Ello ha creado un aumento del déficit presupuestario, aunque se ha mantenido la prioridad del salario.

El funcionario señaló que la nueva estrategia abarca 16 áreas claves de la economía y tiene otros capítulos vinculados al desarrollo de otras formas de gestión no estatal. 

Al referirse a las líneas generales, Alejandro Gil explicó que la primera consiste en mantener la planificación centralizada, a la que definió como "una fortaleza de nuestro sistema". Con posterioridad mencionó la defensa de la producción nacional y el destierro de la mentalidad importadora. 

La tercera línea se encuentra en la regulación del mercado, principalmente a través de los denominados métodos indirectos. Gil señaló que la existencia del mercado no contradice el modelo económico del país ni los lineamientos. 

El cuarto principio de esta estrategia radica en el vínculo de los diferentes actores económicos, tanto del sector estatal como del no estatal, en el escenario de multiespacialidad económica existente. De igual forma se consideran el papel dinamizador de la demanda interna y una mayor autonomía en la gestión del sector empresarial.

El viceprimer ministro precisó también como aspectos orientadores la implementación de asuntos claves en la actualización de las formas de gestión y propiedad, el redimensionamiento del sector empresarial y el sector no estatal, y la relación entre ambos.

El octavo punto se relaciona con la competitividad, de tal manera que se garantice el uso eficiente de los recursos materiales y financieros. De igual manera se insiste en el ahorro como forma de aumentar la eficiencia.

El último principio de la estrategia se refiere al respeto a las políticas ambientales y al desarrollo sostenible.

En el espacio televisivo Mesa Redonda, las autoridades cubanas comentaron varias de las medidas que se tomarán. El ministro de Economía cubano precisó que se trabaja en el diseño de un mercado mayorista con ofertas en moneda libremente convertible (MLC). Este prestaría servicios a la base productiva y el sector no estatal. 

Gil anunció también la próxima apertura de un grupo de tiendas minoristas dedicadas a la venta en monedas extranjeras. El funcionario cubano insistió en que, a pesar de su alto costo, la medida no entra en contradicción con mantener ofertas en las tiendas en CUP y CUC. “No es que los productos en MLC los quitemos de otros mercados. Eso no es ni será Cuba”, agregó.

Asimismo, también anunció la eliminación, desde el próximo 20 de julio, del gravamen del 10 por ciento que se aplica a los dólares estadounidenses que ingresan al sistema bancario. La medida se toma, expresó, en medio del recrudecimiento del bloqueo y la hostilidad del Gobierno de Trump contra Cuba.

Durante la información transmitida a la población, intervinieron otras autoridades como el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien abordó las vías para que las formas de gestión no estatal cubanas puedan incorporarse a la exportación de productos a partir de empresas especializadas estatales. 

Por su parte, el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa afirmó que “ahora debemos trabajar con mucha rapidez y agilidad, tal como nos convocara el presidente cubano, para implementar estas medidas, que beneficiarán a la población en general y no a una parte”.

Valdés Mesa ratificó las palabras del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien expresó que “estamos haciendo el bien común para todos”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.