• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario hizo referencia a la histórica resistencia del pueblo cubano frente a las amenazas del imperialismo.

El mandatario hizo referencia a la histórica resistencia del pueblo cubano frente a las amenazas del imperialismo. | Foto: Prensa Latina

Publicado 10 octubre 2019

Durante en esta nueva etapa, el Gobierno cubano seguirá impulsando el desarrollo económico de la nación, aseguró el mandatario Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Coincidiendo con el aniversario del inicio de las guerras por la independencia nacional, este jueves se celebró la IV sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) de Cuba, en la que fue electo Miguel Díaz-Canel Bermúdez como presidente del país por mayoría absoluta en votación libre, directa y secreta.

LEA TAMBIÉN:

Diputados cubanos eligen a Díaz- Canel como presidente del país

El mandatario destacó los avances logrados por la isla en revolución, elevando la ciencia y la medicina a estándares globales, por lo que "el compromiso que hacemos es mantener y fortalecer esas prácticas", así como aprovechar el capital humano que "hemos cosechado", al decretar un aumento salarial y promover la informatización en el país. "No venimos a prometer, sino a cumplir el mandato del pueblo revolucionario", dijo.

Además, indicó que esta nueva etapa de trabajo demanda de los representantes del Estado y el Gobierno la disposición de hacer a un lado las prácticas obsoletas y las políticas engorrosas que de debilitan los proceso, y añadió que la isla apostará por formas más expeditas de aprobación e implementación.

El plan de Gobierno incluye autogestión de los municipios, que deberán administrar sus recursos disponibles con mayores facultades. Por otro lado, reiteró su apoyo y confianza en los jóvenes, así como la importancia que le atribuye a la participación del pueblo para llegar a mejores soluciones.

Sobre el asedio imperialista del Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), el presidente refirió que se ha puesto a prueba "nuestra capacidad de resistir al desarrollo", al tiempo que aseguró que la exigencia durante los próximos meses no será menor y denunció nuevamente la hostilidad que intenta ahogar política y económicamente a varias naciones del continente.

"Un mundo donde se rompen acuerdos globales y programas de salud; donde el poder judicial persigue a líderes progresistas y se asesinan activistas sociales; donde se encarcelan niños inmigrantes; un mundo así realmente nos alarma a todos", expuso.

El Ejecutivo enfatizó en que "si algo no perdió el liderazgo de la Revolución Cubana fue el curso de la moral y la victoria, hacer crecer y prosperar sin temor a amenazas o riesgos (...) Cuando se cuenta con un pueblo con la estirpe del cubano, no se duda de conquistar el futuro".

"Los que crean y construyen han derrotado los que odian y deshacen (...) Mientras más nos agreden más crece la voluntad y la fuerza nacional, no vacilaremos en usar el machete si faltan fusiles, y como chaleco la moral", expresó.

Finalmente, Díaz-Canel selló su discurso con la plena seguridad de que "nos esperan días intensos y desafiantes, pero nadie nos quitará la confianza en el futuro".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.