• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las autoridades mantienen vigentes la prohibición de grandes reuniones en lugares de culto, debido a la Covid-19.

Las autoridades mantienen vigentes la prohibición de grandes reuniones en lugares de culto, debido a la Covid-19. | Foto: Xinhua

Publicado 23 noviembre 2020


Blogs



El gobernador de Nueva York calificó el hecho como un incumplimiento de la Ley y exigió una investigación.

El gobernador del estado de Nueva York (Estados Unidos), Andrew Cuomo, condenó este lunes la celebración en secreto de una boda organizada por la comunidad jasidic (judía) de Satmar dos semanas atrás, a la que asistieron alrededor de 7.000 personas sin respetar el distanciamiento físico impuesto por la pandemia de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN: 

OMS teme a tercera ola de la Covid-19 en Europa para el 2021

Durante un encuentro con periodistas, Cuomo consideró el hecho "un flagrante incumplimiento de la ley" y "una falta de respeto" a la ciudadanía, y dijo que había indicado una exhaustiva investigación sobre lo ocurrido y también sobre la sinagoga Satmar Kiryas Yoel, encargada de organizarlo.

"La ciudad está llevando a cabo una investigación sobre el incidente y responsabilizará a los culpables con todo el peso de la ley", confirmó por su parte el portavoz del alcalde de la ciudad de Nueva York (Bill de Blasio), Avery Cohen.

El evento se realizó el 8 de noviembre pasado en el referido templo judío ortodoxo, con sede en Brooklyn. Al parecer, los organizadores planearon ocultar a las autoridades y el público la boda de Yoel Teitelbaum, nieto de un conocido rabino.

Videos difundidos a través de las redes sociales permiten apreciar a los asistentes sin mascarillas, cantando y bailando, uno al lado del otro, en el interior de un gran salón repleto.

Cuomo agregó que, en octubre pasado, las autoridades de la ciudad y del estado tuvieron que intervenir y cancelar una boda masiva planificada por la sucursal de Williamsburg de la comunidad Satmar.

El Gobernador compartió que, en esa oportunidad, mantuvo conversaciones personales con funcionarios de Satmar sobre las reuniones masivas, y dio a entender que si se confirmaba la boda secreta se demostraría un engaño por parte de ellos.

A la boda cancelada estaba previsto que asistieran 10.000 integrantes de la congregación Yetev Lev D'Satmar. Los lugares de culto que incumplen las prohibiciones de grandes reuniones corren el riesgo de recibir multas de 15.000 dólares.

Durante las últimas semanas se ha producido en Nueva York un repunte en la cifra de infecciones por coronavirus y las autoridades han alertado que incluso las pequeñas reuniones durante los próximos festejos podrían incrementar los casos de Covid-19. Hasta el viernes pasado, el estado contabilizaba 591.820 contagios y 34.955 muertes. En este último índice sigue a la cabeza de todo el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.