• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 18 febrero 2020


Blogs



El grupo preparaba atentados en lugares de culto musulmán y tenía entre sus objetivos a políticos y solicitantes de asilo.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, manifestó la posición del Estado para garantizar la práctica libre de cualquier religión en su país, sin peligro ni amenazas. Estas declaraciones se dieron a conocer el lunes tras desarticular a un grupo de extrema derecha que intentaba atentar contra seis mezquitas.

LEA TAMBIÉN:

Tiroteo en el sur de Alemania deja seis muertos y varios heridos

Los atentados contra los grupos religiosos, políticos alemanes y solicitantes de asilo en el país, estarían inspirados en la masacre de la ciudad neozelandesa de Christchurch, ocurridos en marzo de 2019, donde perdieron la vida 51 personas.

El grupo de extrema derecha, integrado por doce miembros, fue desmantelado el pasado viernes tras el allanamiento que realizara la policía alemana en sus residencias, donde encontraron hachas, espadas y armas de fuego.

El ministerio del Interior alemán, mediante su portavoz, Björn Grünewälder, aseguró que "lo que ha salido a la luz es aterrador, ver a un grupo radicalizarse de esta manera tan rápidamente", por lo que resalta la importancia de que estos lugares se mantengan protegidos.

Entre los detenidos se encuentra Werner S., de 53 años que vive en Augsburgo, Baviera, supuesto jefe del grupo, quien dio detalles de los planes durante una reunión organizada con sus cómplices la semana pasada y amenazó con mutilar a personas que manifestaran opiniones divergentes a las suyas.

Esta detención rememora la realizada en el verano de 2019 cuando fueron arrestadas más de treinta personas vinculadas al movimiento "Nordkreuz" (Cruz del Norte), quienes habían elaborado una lista negra para eliminar a personalidades de izquierda y a favor de los inmigrantes.

El gobierno alemán ha manifestado su preocupación ante una nueva escalada de grupos terroristas en su país tras el asesinato en junio pasado de Walter Lübcke, político alemán favorable a los inmigrantes y miembro del partido de la canciller Angela Merkel.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.