• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Más de 20 millones de personas fallecieron debido a esta pandemia.

Más de 20 millones de personas fallecieron debido a esta pandemia. | Foto: Museo Nacional de Salud y Medicina de EE.UU.

Publicado 22 mayo 2020


Blogs



De acuerdo con la OPS, las compañías farmacéuticas trabajaron “día y noche para producir una vacuna, pero el virus desapareció antes de que se pudiera siquiera aislarlo”.

A principios del siglo XX, una enfermedad provocó la muerte de entre 20 y 50 millones de personas, catalogada por varios especialistas como "la madre de todas las pandemias" y conocida popularmente como la gripe española.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo prevenir enfermedades respiratorias ante la Covid-19?

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), esta influenza “dejó su huella de devastación, tanto en la historia del mundo como en la de Estados Unidos”, pues tuvo “más víctimas que en la Primera y la Segunda Guerras Mundiales, la guerra de Corea y la guerra de Vietnam juntas”.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los primeros casos fueron detectados durante la primavera de 1918, siendo estos brotes una “primera ola” de la pandemia, en la cual “los casos de enfermedad fueron limitados y mucho más leves que los que se observarían durante las dos olas siguientes”.

Un regimiento de EE.UU. en Seattle lleva máscaras para prevenir la gripe. I| Foto: YSM

Asimismo, indicaron que fue en septiembre de 1918 cuando surgió una segunda ola en Camp Devens, un campo de entrenamiento del Ejército de EE.UU. en las afueras de Boston, y en una instalación naval en esa ciudad. Llegó a su punto máximo en los EE. UU. entre septiembre y noviembre.

“Más de 100.000 personas murieron en EE.UU. solamente en octubre”, reseñan. Mientras, la tercera y última ola “comenzó a principios de 1919, duró toda la primavera y causó incluso más casos de enfermedad y muerte. Si bien fue grave, esta ola no fue tan mortal como la segunda”.

La pandemia fue desapareciendo entre el verano de 1919 y 1920 y, de acuerdo con la OPS, las compañías farmacéuticas trabajaron “día y noche para producir una vacuna, pero el virus desapareció antes de que se pudiera siquiera aislarlo”.

El fin de la pandemia

De acuerdo con la OPS, los esfuerzos para prevenir y contener la propagación de la enfermedad se concentraban en recomendaciones “como la promoción de una buena higiene personal, la implementación del aislamiento, la cuarentena y el cierre de lugares públicos como las escuelas y los teatros”.

Otras medidas implementadas fueron las ordenanzas que exigían el uso de mascarillas en público y las que multaban o encarcelaban a las personas que no se cubrieran al toser.

En este sentido, una investigación de analistas de la Reserva Federal de Nueva York y el Massachusetts Institute of Technology (MIT) reveló que las ciudades que hace 100 años con la gripe española implementaron más medidas de cuarentena y aislamiento social, tuvieron menos víctimas fatales y se recuperaron más rápido una vez la pandemia terminó.

Esta pandemia contagió al 27 por ciento de la población mundial y acabó con la vida de entre el 3 y el 6 por ciento. I Foto: YSM

Según refiere el diario de información sanitaria y de salud, Gaceta Médica, “en el verano de 1920 el virus desapareció tal y como había llegado”. Luego de unos dos años de impacto, la pandemia acabó naturalmente.

Varios expertos sostienen que el modo en el que la gripe española vio su fin fue por la inmunidad colectiva o de grupo.

De acuerdo con el Portal de la Red de Salud de Cuba, Infomed, la inmunidad de grupo se da cuando suficientes individuos ya han superado la infección y así el virus no encuentra fácilmente personas susceptibles a las que infectar, por lo que se corta la transmisión.

Por su parte, la farmacéutica Carmen González, citada por la revista YSM, refiere que esta inmunidad puede ser heredada de madres a hijos, siempre que la madre se contagiase durante el embarazo. Así, tras dos años de contagios, el virus dejó de expandirse "porque no quedan sujetos sanos sin anticuerpos a los que contagiar”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.