• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En representación del exmandatario brasileño acudió el integrante del Partido de los Trabajadores de Sao Paulo, Luiz Marinho.

En representación del exmandatario brasileño acudió el integrante del Partido de los Trabajadores de Sao Paulo, Luiz Marinho. | Foto: Reuters

Publicado 24 enero 2020





El líder brasileño afirmó que avanzar en las conquistas de los derechos humanos significa más democracia, más justicia social y valorizar a los pobres.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue galardonado este viernes con el premio Nicolás Salmerón en la categoría Libertad, por la Fundación Internacional de Derechos Humanos en Madrid (capital de España), en reconocimiento a su labor en defensa de los más desfavorecidos.

LEA TAMBIÉN:

Lula da Silva denuncia incremento de la pobreza en Brasil

La Fundación Abogados de Atocha de  Comisiones Obreras de Madrid galardonó también a Lula por su trayectoria sindical y política en "defensa de las personas más desfavorecidas".

Respecto al primer galardón, el expresidente brasileño agradeció el premio de la Fundación Internacional de Derechos Humanos que recibió sin poder asistir a la ceremonia de entrega en Madrid, España.

En un video publicado en redes sociales, el fundador del Partido de los Trabajadores afirmó que daba las gracias ‘desde el fondo de su corazón’ por el galardón Nicolás Salmerón, en la categoría de libertad.

Precisó que la distinción no era solo suya, sino ‘de todas las personas que luchan’ por la defensa de los derechos humanos, la libertad, la democracia y contra la injusticia.

La institución no gubernamental argumenta en su declaración que otorgó tal estímulo en la edición 2020 por la dignidad y el carácter respetuoso, pacífico y democrático con que Lula afrontó ‘la persecución judicial y política de la cual fue objeto y que culminó con su encarcelamiento político por un período de un año y ocho meses’.

En la otra ceremonia, correspondiente a la Fundación Abogados de Atocha, que conmemoró el 43 aniversario del asesinato de los abogados laboralistas de Atocha, acudió en su representación el integrante del Partido de los Trabajadores (PT) de Sao Paulo y exministro de Trabajo, Luiz Marinho.

Marinho leyó una carta enviada por Lula, quien no pudo asistir por motivos de agenda, y afirmó que avanzar en las conquistas de los derechos humanos significa más democracia, más justicia social y valorizar a los pobres.

Igualmente, enumeró los avances alcanzados durante los mandatos del PT, que en la actualidad se encuentran amenazados por “un Gobierno de extrema derecha que no respeta la democracia, los derechos humanos y mucho menos el medio ambiente”.

La Fundación refirió la dignidad y la naturaleza respetuosa, pacífica y democrática con la que el exmandatario enfrentó la persecución judicial y política a la que fue sometido y que lo llevó a prisión por 580 días.

“Esta institución sostiene que la raíz de dicha persecución política responde al propósito de completar el incidente inconstitucional y antidemocrático llevado a cabo anteriormente contra la presidenta Dilma Rousseff, en un acto inequívoco de lo que se ha dado en llamar lawfare”, declararon.

Asimismo, la organización reconoció el legado de Lula en la lucha contra el hambre y la miseria, recordando que “logró poner tres comidas al día en la mesa de millones de hogares, todo en un tiempo récord sin precedentes en la historia del mundo (...) con el resultado de sacar a unos 30 millones de seres humanos de la pobreza”.

En su comunicado, la Fundación Abogados de Atocha concluye sentenciando que el encarcelamiento arbitrario de Lula no solo fue contra su reputación personal y libertad, sino contra el orden constitucional y el progreso social de Brasil. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.