• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Al menos seis países de América Latina aún no cuenta con leyes o políticas que faciliten el acceso de las mujeres a la propiedad de la tierra, entre otros derechos.

Al menos seis países de América Latina aún no cuenta con leyes o políticas que faciliten el acceso de las mujeres a la propiedad de la tierra, entre otros derechos. | Foto: Reuters

Publicado 30 octubre 2019





Prevén la participación de representantes gubernamentales, organizaciones sociales y actores privados que respaldan el empoderamiento de las mujeres.

El ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, confirmó este miércoles que el Foro para la Generación de Igualdad, convocado por Naciones Unidas (ONU Mujeres), copresidido por Francia y México para el 2020, concluirá en la nación europea.

LEA TAMBIÉN:

ONU aprueba resolución sobre mujeres, paz y seguridad

México acogerá el evento mundial que promueve la igualdad de género durante los días 7 y 8 de mayo del próximo año, mientras que París lo recibirá del 7 al 10 de julio.

Está prevista la participación de representantes gubernamentales, organizaciones sociales, instituciones, medios de comunicación y actores privados que respaldan el empoderamiento de las mujeres.

Los coordinadores del evento aseguran que el objetivo es fortalecer la igualdad de género mediante acciones globales y compromisos públicos, así como garantizar los derechos de las mujeres, la solidaridad feminista y el liderazgo juvenil para lograr un cambio transformador.

Además, consolidar acciones concretas para promover medidas que encaminen hacia los objetivos del encuentro, por lo que los debates serán transmitidos en vivo mundialmente y permitirán la interacción para promover la participación.

Como resultado del encuentro se conformará una agenda de cara al 2030, que tenga una campaña innovadora y multigeneracional con el lema "Generación para la Igualdad: Hacer realidad los derechos de las mujeres para un futuro igual".

En muchos países, las mujeres cobran menos salarios que los hombres por una misma labor, sufren violencia y acoso sexual en sus lugares de trabajo, en las calles o en sus casas.

Asimismo, tienen menos acceso a cargos de dirección y de política, son más vulnerables en situaciones de conflictos y mayores probabilidades de vivir en la extrema pobreza.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.