• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Todos los 21 de junio se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, con el objetivo de ser solidarios con los pacientes afectados por la enfermedad.

Todos los 21 de junio se conmemora el Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, con el objetivo de ser solidarios con los pacientes afectados por la enfermedad. | Foto: Xinhua

Publicado 21 junio 2020


Blogs



De acuerdo con estudios científicos, la ELA es una enfermedad neurológica para la cual no se ha encontrado una cura hasta el momento, aunque existen diversos tratamientos para atender a los pacientes.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurológica que afecta el sistema nervioso central, responsable del movimiento de los músculos voluntarios, como el ejercicio mandibular, hablar y caminar.

LEA TAMBIÉN:

Cuba exhorta en la AEC a reconocer la salud como un derecho

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 21 de junio como el Día Mundial contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica, con el objetivo de que los Gobiernos refuercen el sistema de salud, así como el financiamiento a proyectos de investigación científica que permitan mejorar la atención y tratamiento a los pacientes afectados por dicha enfermedad.

De acuerdo con la OMS, el conocimiento de la enfermedad se debe a las investigaciones científicas del neurólogo francés Jean-Martin Charcot, e igualmente se referencia al beisbolista estadounidense Henry Louis Gehrig, conocido como “Lou Gehrig”,  a quien se le diagnosticó la ELA el 19 de junio de 1939.     

Según los estudios científicos, la ELA puede atacar a cualquier edad, aunque los síntomas pueden presentarse entre los 55 y los 75 años, toda vez que las personas suelen ser más vulnerables durante ese rango de madurez.

Asimismo, la probabilidad de heredarse la ELA se encuentra entre el 5 por ciento y el 10 por ciento, sin embargo algunos pacientes portadores de la enfermedad pueden sufrir síntomas de demencia, y entre el 12 al 20 por ciento de los casos familiares provienen de mutaciones genéticas que facilitan la producción de la enzima de cobre- zinc superóxido dismutasa, conocida científicamente como SOD1.

Inicialmente, la ELA suele presentarse en las personas de forma asintomática, aunque en el grado avanzado algunos de los síntomas suelen ser las fasciculaciones o espasmos musculares en brazos, piernas, hombros, lengua, así como rígidos calambres musculares, debilidad muscular, y dificultad para masticar.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.