• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con la Covid-19 fuera de control y una ruptura en la coalición gobernante, el parlamento de Rumania aprobó una moción de censura contra el Gobierno.

Con la Covid-19 fuera de control y una ruptura en la coalición gobernante, el parlamento de Rumania aprobó una moción de censura contra el Gobierno. | Foto: Archivo

Publicado 5 octubre 2021 (Hace 18 horas 32 minutos)



Blogs


El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, debe nombrar ahora un sustituto para el primer ministro Florin Citu.

El Parlamento rumano aprobó este martes una moción de censura contra el Gobierno del primer ministro, Florin Citu, abriendo la vía a un periodo de inestabilidad política en plena cuarta ola de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN:

China declara cero contagios de Covid-19

De esta manera. el Gobierno de centroderecha de Rumanía fue destituido tras prosperar la moción presentada por la oposición socialdemócrata que obtuvo un respaldo abrumador en las dos cámaras reunidas del legislativo.

Los parlamentarios de los partidos Unión Salvar Rumanía (USR, liberal), socio de la coalición de Gobierno, y Alianza para la Unión de los Rumanos (AUR, nacionalista y conservador) han votado a favor. 

Por su parte, los parlamentarios del Partido Nacional Liberal (PNL) y la Unión Democrática de Húngaros en Rumanía (conservador), además de los partidos de las minorías, han votado en contra.

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, debe nombrar ahora un sustituto para Citu, de 49 años y ex banquero de inversiones.

La destitución del Gobierno se produjo a unos días de la suspensión de todos los ingresos hospitalarios y operaciones quirúrgicas no esenciales debido al colapso de los hospitales públicos ante el repunte de casos graves de Covid-19 en el país, donde sólo se ha vacunado un tercio de la población adulta.

Además, ha tenido lugar la misma jornada en la que Rumanía ha notificado un récord de casos diarios de la Covid-19, 15.000 en las últimas 24 horas.

En días pasados, miles de rumanos se manifiestan hoy contra el toque de queda nocturno durante los fines de semana para no vacunados, una medida con la que el Gobierno quiere elevar el bajo nivel de inmunización de sólo el 30% de la población, cuando el número de contagios y hospitalizaciones sigue aumentando.

"Exigimos a las autoridades que renuncien a todas las medidas abusivas y discriminatorias", dijo uno de los organizadores de las dos protestas celebrada en Bucarest, y en la que participaron unas 6.000 personas, según los medios locales, la más multitudinaria desde que estalló la pandemia.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.