• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La represión contra las protestas en Chile comenzó el 18 de octubre pasado.

La represión contra las protestas en Chile comenzó el 18 de octubre pasado.

Publicado 5 noviembre 2019

Un trato especial amerita el cómo abordan los medios de prensa, el tema del transporte, todas las mañanas generan el descontento en la gente, con sus preguntas dirigidas.

La rabia al modelo neoliberal chileno estalló y en medio de esto, aquellos que nos hablan de normalidad  y de violencia. Lo perverso de esto, es que nunca alardean con lo violento del sistema y sus militares y sus fuerzas de” orden”, a los cuales se les da carta blanca cuando se habla de guerra. Guerra contra un pueblo desarmado y que solo le queda expresar su descontento de diferentes formas. Formas que se fueron incubando en un modelo de mercado adoptado del extranjero, para un país, como el chileno, que les sirvió de laboratorio para demostrar que es posible el desarrollo y el crecimiento económico de la sociedad. Pues bien, este fue un rotundo fracaso y hoy queda más que demostrado con este estallido social, que dijo basta a sus abusos, porque claro, el país puede crecer, pero con el sacrificios y pobreza de más de la mitad del pueblo chileno.

El movimiento social, que se expresa de manera diversa, aun no despierta en su totalidad del letargo neoliberal, pues aún no prende en todos aquellos que deberían parar el país, acá hablo de los resignados a su condición de esclavo, a su condición de “hombre de trabajo, mujer de trabajo” como se dice en la jerga de los sometidos, que con su actitud debilitan y se alejan del pueblo, y fortalecen, por otro lado, los argumentos de aquellos que los explotan; empresarios, élite político empresarial, gobierno y por supuesto la media; es decir televisión, radio, prensa y sus periodistas, que en su experiencia de manipuladores del lenguaje y la corporalidad, van creando una falsa realidad, como la de la supuesta normalidad y la supuesta violencia de los encapuchados, sin aclarar que ésta capucha es para protegerse de las lacrimógenas Toxicas de las FFEE.

Un trato especial amerita el cómo abordan los medios de prensa, el tema del transporte, todas las mañanas generan el descontento en la gente, con sus preguntas dirigidas; demostrando así, que hay un sector de los mal llamados trabajadores, que se somete a las órdenes del sistema, dejando solos a los jóvenes y secundarios, que pelean por ellos, a los que el neoliberalismo sometió, como corderitos en su corral.

Ante la sordera del gobierno, con sus propuestas y leyes injustas, la rebelión social de la gente es un derecho y no es terrorismo. El único terrorismo visto estos últimos días, es el de la FFAA y de “orden” y hoy con las declaraciones del ministro del interior Blumel, que amenaza con las penas del infierno a nuestros jóvenes luchadores y a todo aquel que se aparte de su ley ilegítima, pues no olvidemos que  estas responden a una constitución ilegitima, elaborada por Jaime Guzmán mano derecha del asesino Pinochet.

Estamos en un momento de decisiones, hoy hablamos de Asamblea Constituyente, pero nadie habla de quienes la conformara. Unos dirán que el pueblo debe elegir a los representantes, que elaboraran dicha carta magna, otros dirán que debe ser un conjunto de notables, entre los que pueden estar incluso congresistas  y otros dirán que aun no es el tiempo de preocuparse de quienes la conformara, pues eso “puede dividir el movimiento”. Pero a la luz de todo, este es un movimiento social sin conducción, así que no se si lo último tenga asidero, a menos que ya estén los oportunista tratando de decirle al pueblo, que deben hacer o aceptar, como lo hicieran ya una vez  y que nos condujo a esta famosa alegría que nunca llegó.

Es fundamental, que estos famosos cabildos no nos lleven nuevamente a ser el vagón de cola de pactos a espaldas del pueblo, porque hasta el momento, estos solo se han abocados al tema de peticiones y no a lo central, que es definir un plebiscito, para una nueva constitución o No. Desarrollar asambleas populares auto convocadas,  permitiría devolverle al pueblo la soberanía y la participación, generando desde éstas, los representantes para la elaboración de la nueva constitución,  que dé muerte a la constitución neoliberal de Guzmán y Pinochet.

Es el movimiento social el que lleva adelante este alzamiento, son los jóvenes, los secundarios que esperan que los padres, las madres, los adultos, estén por una vez  en su vida a la altura de los acontecimientos, para alcanzar la libertad  y la verdadera felicidad, que no está en un sistema  económico neoliberal perverso y que los mantendrá esclavizados y endeudados por el resto de sus días.

El sistema económico neoliberal, con su constitución neoliberal, debe ser eliminado de nuestras vidas

Solo la reflexión, las ideas, el combate y la resistencia social, nos harán libres...


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Tags

Chile

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.