• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La falacia del Modelo, está más que claro, que estos emergen en prácticas concretas de vida desde abajo, con relaciones sociales horizontales.

La falacia del Modelo, está más que claro, que estos emergen en prácticas concretas de vida desde abajo, con relaciones sociales horizontales.

Publicado 11 agosto 2020


Blogs



La política de los Acuerdos antiburgueses, que son las formas ya establecidas por el capital.

Me parece interesante considerar con seriedad, para esta columna, una advertencia que nos hace Marx, en la idea de cambiar el sistema de dominación: “La transformación radical más allá del capitalismo”(Marx); es en esa perspectiva, que se deben aterrizar análisis y luchas que se llevan adelante en esta época que nos tocó vivir, y que permitiría al pueblo ser un verdadero agente de cambio , alejándonos de coyunturalismos y voluntarismo, pues solo así se afianzarán ideas y praxis, en torno al desarrollo de una fuerza social que permita sostener un real poder popular para sí, que sostenga la construcción de un nuevo modo de producción, un “sistema de lo común”, que se fortalezca desde una real consciencia de clase para sí.

Sin embargo, debemos tener presente que en la coevolución o dialéctica de la vida, conviven la clase para sí y la clase de la acumulación del capital, del poder sistémico, que muta, reproduce y reconstruye desde la política de los Acuerdos antiburgueses, que son las formas ya establecidas por el capital, y donde este se desarrolla en las luchas que se llevan adelante en esta dialéctica o coevolución, donde el capitalismo se reacomoda mutando, produciendo y reproduciendo su sistema de dominación.

Pero no podemos desconocer, que en esta coevolución, también están los comunes, los populares, los que desean una sociedad sin clases, con un nuevo modo de producción, pero que reconoce, a la vez, que contemporáneamente existen divisiones al interior de lo común, las que nadan en el acuario del sistema de dominación, y que seden a las políticas de los Acuerdos, divisiones, reproducción y producción, para más divisiones. Entonces, si lo que se necesita resolver son esta divisiones, para construir una sociedad nueva sin clases, la de lo Común, más  allá del capitalismo, es necesario entrelazar formas de lo común, desde un hacer netamente desde abajo, el cual debe extirpar las legalidades existentes,  por nuevas formas de administrar lo nuestro, lo común, y entiéndase esto como nuevos lenguajes, códigos, dispositivos, signos, que permitan construir en este hacer a “N potencias”, una nueva forma  de vivir, producir y defender la comunalización de la sociedad, teniendo presente sus subjetividades rurales y urbanas, las que creo debemos eliminar desde esa inteligencia estratégica, que nos permite reconocer las FORMAS COMUNES REACCIONARIAS v/s las FORMAS COMUNES PARA EL CAMBIO SISTEMICO DEL CAPITAL. Acá no se busca justificación, en la búsqueda de un cambio de modelo preestablecido por otro, pues eso sería caer, en lo que se denomina “la falacia del modelo", lo que quiero decir, es que esta multiplicidad de comunes, con culturas horizontales diversas, puedan realmente entrelazarse para superar los límites de localismo, que a mi entender, no es más que otra forma de cooptación de lo común, más que una emancipación verdadera de la sociedad. Se requiere de una real cooperación social, que sea una pauta sistémica de los comunes, de producir lo común fuera del sistema de dominación capitalista. Valor de lo común v/s valor del capital.

En cuanto a la falacia del Modelo, está más que claro, que estos emergen en prácticas concretas de vida desde abajo, con relaciones sociales horizontales, en nuevas formas de administración de la sociedad, que sean realmente incluyentes (algunos la llaman “democracia participativa”, pero con la cual no estoy deacuerdo).

El modelo de lo común, por llamarlo así, emergerá o está emergiendo desde la relación revolución social y revolución política, donde la primera, alimenta a la segunda que solo perturba el sistema político ya existente, y donde ambas, Rev. Social y Rev. Política de lo común, buscarán resolver los problemas creados por el capitalismo. Por tanto, y en total acuerdo, la Revolución Social abarca una época que nadie sabe cuánto durará. Es en este sentido, que creo conveniente recalcar, que estamos hablando desde una mirada marxista de lo que es la revolución social, haciendo la distinción de la revolución política de Lenin. Es, en definitiva, señalar, que para la idea de comunalizar la sociedad es fundamental la producción real de OTRA FORMA DE PODER, y no tomarse el poder sistémico x vanguardias jacobianas, que solo producirán, reproducirán el mismo modelo, con formas de administración reformistas, burócratas y de capitalismo Estatal.

Considerar la Coevolución/dialéctica, por parte de aquellos que buscan la liberación del pueblo, es de un imperativo urgente, sino, estamos nuevamente condenados a 40 años más de dominación. No olvidemos, que el capitalismo desintegra y explota, con acuerdos recurrentes de políticas económicas, centradas en el crecimiento del capital y sus relaciones sociales. Una coevolución que hace interminable la lucha y regenera el propio desarrollo del capital, como las mutaciones y acomodos de este, así lo demuestra, por ejemplo, en los años 70, el keynesianismo y sus estados de bienestar económico.

¿Cómo una organización de individuos libres, puede llegar a reemplazar el capitalismo, como modo de producción dominante?; en  mi opinión, con la Revolución social de Marx, reconociendo a los individuos hacia un plano colectivo y fomentando el apoyo mutuo más allá del capitalismo y sus formas de acuerdos y dominación, en la que muchos seudorevolucionarios caen, en nombre de la mal llamada vanguardia de la toma del “poder”, olvidando los cercamientos a que son sometidos por el capital y olvidando las múltiples posibilidades de producir los común, lo nuestro, por lo que realmente se  debe luchar, la real lucha de clases para sí, por un verdadero y nuevo Poder Popular para sí.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.