Mostrar:
Autores:
Buscar:

Tulio Ribeiro
Tulio Ribeiro

Economista brasileño con posgrado en historia contemporánea, maestría en historia social y doctorado en ciencias de desenvolvimiento estratégico. Autor del libro El Caso Venezolano (2016).

25 Notas publicadas

Notas recientes

Quien acompaña la situación de Brasil y el crecimiento del fascismo en el gigante suramericano, no tiene dudas de cuánto el país ha sido destruido por el gobierno actual, no solo la soberanía pero también la vida del pueblo brasileño.

Los caminos que la historia brasileña ha seguido desde el golpe de los medios y parte del poder judicial llevaron al gigante sudamericano a dar largos pasos hacia atrás en poco tiempo. Un análisis urgente cuando queda claro la forma manipulada e incluso sin delito que llevó a la destitución de la presidenta electa Dilma Roussef del Palacio de Planalto.
    
Hay una especificidad en la discusión de los desarrollos de este período para la sociedad brasileña. En este razonamiento, el campo político da forma a una conclusión que gana el mundo, los datos económicos nos muestran una política ordenada y apuntan a los resultados de esta "elección" inducida por fuerzas externas y una élite interna.

No es necesario ser un experto o un diplomático para entender este belicoso discurso de Bolsonaro, como una negación a la diplomacia. Al profundizar el lado negativo de hablar sobre el medio ambiente, hostigó a muchas personas de Brasil y también del extranjero. Y peor amenazaba a la propia ONU.

Ya es hora de que Brasil sea juzgado por sus crímenes por un proyecto de gobierno que prioriza el odio de una minoría fascista que anula al pueblo mestizo, trabajador y que quiere una política inclusiva en lugar de sectaria, racista, de perjuicio y misoginia.

El formato de los gobiernos neoliberales en el continente ha sido inducido desde hace mucho tiempo por los Estados Unidos y la Unión Europea. Es en este paradigma que podemos citar a Chile por Sebastian Piñera, Brasil por Jair Bolsonaro, Colombia por Iván Duque, Ecuador en la cooptación de Lenin Moreno y cómo no olvidar a Argentina por Mauricio Macri.

Hoy las razones del golpe en contra de Dilma Rousseff quedan muy claras, en especial cuando Se revisan los datos de la última investigación, de una de las instituciones de mayor credibilidad en Brasil, la fundación Getúlio Vargas (FGV). 

Los días de hoy muestran que la extrema derecha no tienen límites, amenaza las mayorías, destruyen la naturaleza y pueden lanzar el continente en una aventura bélica, dejando claro el peligro que representan los EE.UU. Y la Unión Europea.

La trayectoria de la nación brasileña desde el rompimiento de la democracia con la deposición ilegítima de la ex presidenta Dilma Roussef, lanzó no sólo un golpe político sino la deconstrucción de un modelo de país, soberano y con objetivos desarrollistas.

Es difícil sumar tantos puntos negativos que se acentúan en solo cuatro meses de gobierno, en la economía, en franco declive, o en la política,  el presidente Jair Mesias Bolsonaro logró reunir a la gran mayoría de la
nación contra su incapacidad para gestionar a 208 millones de brasileños, hoy en total turbulencia.

El puñal sobre la democracia, que financió Estados Unidos, aniquiló el acentuado progreso que tuvimos entre 2002 y 2012 cuando se erradicó el 75% de la pobreza. La desregulación de los programas sociales, de la ley laboral, permitió al capital avanzar sobre los salarios aumentando la concentración de la renta, una fotografía que aclara porqué los cinco más ricos detienen una renta equivalente a 100 millones de brasileños.