• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Estados Unidos y la OTAN provocan a Rusia en el Mar Negro.

Estados Unidos y la OTAN provocan a Rusia en el Mar Negro. | Foto: EFE

Publicado 7 mayo 2021


Blogs



Siria y Libia son casos claramente evidentes de cómo Estados Unidos lidera las guerras en el mundo, amenazando abiertamente a aquellos países que se oponen a su política expansionista.

Las relaciones ruso-estadounidenses se encuentran en su peor momento desde el final de la guerra fría y con riesgo de empeorar, Washington, pone en peligro de colapsar el sistema de estabilidad estratégica, que se ha construido laboriosamente durante décadas.

La Casa Blanca exhibe sin vergüenza alguna sus deseos e intentos por debilitar la posición geopolítica de la Federación de Rusia, violando el derecho internacional imponiéndole sanciones y expandiendo las fronteras de la OTAN.

J. Bolton, exasesor de Seguridad Nacional del expresidente de Estados Unidos D. Trump, señaló que "el gran error es dar importancia al derecho internacional, incluso si puede parecer apropiado para nuestros intereses a corto plazo. A largo plazo, solo aquellos que quieren contener a los Estados Unidos se ponen en el derecho internacional". Palabras que avalan su desprecio histórico por los tratados, de los que se retira unilateralmente -Tratados de defensa de misiles, misiles de alcance medio y corto, cielos abiertos-, declarando que estos acuerdos no responden a un entorno geopolítico cambiante.

Siria y Libia son casos claramente evidentes de cómo Estados Unidos lidera las guerras en el mundo, amenazando abiertamente a aquellos países que se oponen a su política expansionista, por ello crea la falsa necesidad de su presencia militar en todo el mundo con pretextos cuestionables y por ello reactivaron recientemente actividades de la OTAN en el Mar Negro de las liderada por los Estados Unidos y que justifican como una presunta respuesta al aumento del poder militar de Rusia cerca de las fronteras de Ucrania.

El objetivo principal de la OTAN y Estados Unidos es presionar a la Federación de Rusia en todo el perímetro de sus fronteras; basta evaluar el comportamiento estadounidense en el mar Negro para ver las violaciones a la "convención de Montreux", documento fundamental que regula la permanencia de buques de guerra de Estados no marítimos en estas aguas y en consecuencia impide el libre acceso de embarcaciones de la Armada de los Estados Unidos a dichos espacios.

¿Qué dice la Convención de Montreux sobre el estatuto de los estrechos entre el Mar Negro y el Mediterráneo? Los Estados no costeros del Mar Negro, pueden enviar buques de guerra exclusivamente de superficie con un peso total de 30 mil toneladas y su permanencia se limita a 21 días, realizar hostilidades está totalmente prohibido y Turquía es la facultada para supervisar el cumplimiento de las normativas en estas aguas, a los Estados Unidos le disgusta el límite de 21 días y que el límite ahora es de 15 mil toneladas, cabe destacar que cualquier portaviones moderno excede este tonelaje, es decir; la Convención prohíbe a los Estados no costeros del Mar Negro movilizar este tipo de embarcaciones a través de los estrechos.

EE.UU. quiere destruir este acuerdo, para que su Armada movilice libremente en estas aguas cualquier tipo de embarcaciones por tiempo indefinido y no oculta que la "convención de Montreux" les limita su deseo desenfrenado de aumentar la presencia militar de la OTAN en una región donde Rusia si tiene costas y en consecuencia plena libertad. Puede decirse que el Pentágono está provocando a las fuerzas armadas rusas para una confrontación abierta, omitiendo las graves consecuencias que pudieran generar las campañas que realizan durante el desarrollo de ejercicios militares rusos en estas aguas.

Estas incursiones estadounidenses no tienen justificación militar, son actos de boconería política para exhibir la rusofobia por parte de los aliados de Washington, principalmente de las antiguas repúblicas de la URSS, que lideran abiertamente la política antirusa, es decir, Ucrania y Georgia. El Mar Negro es pequeño y fácil de monitorear por la Fuerza Armada de Rusia quienes escoltan y su tecnología rastrea a las fuerzas extranjeras y a pesar de que tienen poder de neutralizar al enemigo, ante cualquier agresión, sostienen que la confrontación es innecesaria. 

Pendientes porque la OTAN aumenta su presencia con barcos en el Mar Negro y es evidente que su cabecilla EE.UU. quiere desmantelar la Convención de Montreux, lo que resultaría en mayor desestabilización no solo en la región del Mar Negro, sino que también pondrá en peligro todo el sistema de seguridad internacional.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.