• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de brigada Abdul Rahim Musavi, ofrece un discurso en acto oficial.

El comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de brigada Abdul Rahim Musavi, ofrece un discurso en acto oficial. | Foto: HispanTV

Publicado 4 noviembre 2019

En Irán, el 4 de noviembre también se conoce como el Día Nacional de Lucha contra la Arrogancia Global.

Miles de iraníes conmemoraron este lunes en Teherán, el 40 aniversario de la toma de la embajada de Estados Unidos, en una movilización en la cual muchas personas portaban máscaras del presidente Donald Trump ​​​​​​en rechazo a la política hostil de Washington contra Irán

LEA TAMBIÉN:

Irán califica de terrorismo económico nuevas sanciones de EE.UU.


Los estudiantes se unieron a una gran reunión organizada fuera del antiguo edificio de la embajada desde las primeras horas de la mañana para honrar lo que se considera un hito en la lucha en curso de Irán contra la arrogancia mundial.

Los manifestantes expresaron su oposición a la hegemonía mundial cantando consignas contra Estados Unidos e Israel y prendieron fuego a sus banderas en condena de sus políticas de crear estragos en otros países.


Uno de los lemas clave reproduce un reciente comentario del líder de la Revolución Islámica, el Ali Jamenei, al decir, que Irán no mantendrá conversaciones con Estados Unidos en ningún nivel.

La embajada fue tomada por cientos de estudiantes el 4 de noviembre de 1979, casi nueve meses después de que la Revolución Islámica destronó al régimen Pahlavi respaldado por Estados Unidos.

Los estudiantes detuvieron a 66 empleados de la embajada que estaban en el proceso de destruir documentos clasificados que los habrían incriminado al conspirar para derrocar a la naciente República Islámica.

La crisis terminó después de 444 días con la liberación de 52 ciudadanos estadounidenses, pero Washington rompió las relaciones diplomáticas con Teherán en 1980 y los lazos se han congelado desde entonces.

El aniversario de este año se produce en medio de tensiones elevadas a un nivel no visto desde la crisis de rehenes tras la decisión del presidente Donald Trump el año pasado de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear entre Irán y las potencias mundiales.

Durante un discurso en un mitin en la antigua embajada, el comandante del ejército iraní, general Abdolrahim Mousavi, afirmó que la "disputa" entre Estados Unidos e Irán se deriva de "nuestra independencia".

"La disputa entre nosotros y Estados Unidos proviene de nuestra independencia, no de rendirnos a su intimidación ... Continuarán su comportamiento hostil hacia nosotros como un escorpión cuya naturaleza es morder mientras esté vivo", dijo. 

"Estamos listos para aplastar a este escorpión bajo nuestros pies".

“Se trata de uno de los movimientos espontáneos más importantes en la historia de las auténticas revoluciones populares del mundo, que derrotó al imperialismo estadounidense y humilló a EE.UU. ante el mundo”, sostuvo el comandante en jefe del Ejército de Irán.

Según los medios estatales, las manifestaciones también se llevarán a cabo en casi 1.000 ciudades y pueblos de todo el país.

La televisión estatal ha difundido en directo imágenes de protestas similares en otras poblaciones iranías, como Machlad (en el norte) o Ispahan (en el centro), respectivamente la segunda y tercera ciudades más pobladas del país, pero también en Ilam, Bouchehr, Ahvaz y Chiraz (en el sur), Zahedan (sureste) o en Qazvin y Tabriz (norte).

La toma de la representación diplomática se convirtió en un importante enfrentamiento político entre Teherán y Washington y llevó al entonces presidente Jimmy Carter, a una gran presión para que el personal de la embajada fuera liberado antes de su carrera de reelección en 1980.

Empujado por el asesor de seguridad nacional Zbigniew Brezinzski para la acción militar, Carter ordenó la Operación Garra del Águila, un esfuerzo militar clandestino donde se suponía que las fuerzas especiales estadounidenses volarían a Irán a bordo de ocho helicópteros y se llevarían al personal de la embajada detenido a EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.