• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El material bélico fue encontrado en los depósitos de la policía boliviana y provenían fundamentalmente de Argentina y Ecuador.

El material bélico fue encontrado en los depósitos de la policía boliviana y provenían fundamentalmente de Argentina y Ecuador. | Foto: abi.bo

Publicado 20 julio 2021 (Hace 15 horas 27 minutos)



Blogs


Cartuchos de perdigones de goma, gases aerosol de dos tipos y granadas  fueron algunos de los elementos detectados.

El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego Pary, llamó de falta grave y violatoria de tratados internacionales el envío de material bélico desde Argentina y Ecuador hacia el país durante el golpe de Estado de 2019.

LEA TAMBIÉN:

Juez argentino ordena investigar envío de armas a Bolivia

Como reseñan los medios locales, Pary señaló que hubo intervención de varios países en los asuntos internos de Bolivia y eso es inaceptable, en tanto viola lo dispuesto en la Carta de Naciones Unidas y los principios de derecho internacional.

Asimismo, enfatizó en que el ingreso de material bélico transgredió tratados internacionales y la Constitución Política del Estado y “la Ley 400, que son normativas que regulan claramente el ingreso de armas al Estado Plurinacional de Bolivia”.

Igualmente, el embajador boliviano ante Naciones Unidas aseveró que se vulneró la Convención Interamericana contra la Fabricación y Tráfico de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales Relacionados”.

Este lunes, el ministro de Gobierno boliviano, Eduardo Castillo, mostró a los medios de prensa parte de las municiones enviadas por los expresidentes Mauricio Macri (Argentina) y Lenín Moreno (Ecuador), luego del golpe contra el exmandatario Evo Morales en noviembre de 2019.

El material fue encontrado en los depósitos de la Policía Boliviana. Según indicó Castillo, el 13 de noviembre de ese año ingresaron a suelo boliviano 27.000 cartuchos de perdigones de goma, 28 gases aerosol MK-4, 19 gases aerosol MK-94 y decenas de granadas de diferente tipo provenientes de Argentina.

En concordancia con las normas que rigen en el país, Castillo acusó de tráfico ilícito de armas a los excomandantes de la Policía y la Fuerza Aérea bolivianas, Yuri Calderón y Jorge Terceros, respectivamente, así como el exembajador de argentina en la nación andina, Normando Álvarez.

Sobre la implicación particular del gobierno argentino, el ministro de Defensa de ese país, Agustín Rossi, informó que la firma de Macri había sido identificada en los documentos de envío de material bélico.

Por su parte, el jefe de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, confirmó este lunes 19 de julio el ingreso del armamento a Bolivia en la madrugada del 13 de noviembre de 2019 proveniente de argentina.

En conferencia de prensa, Mesa señaló que hubo dos tipos de materiales y que “era para para reforzar la eventualidad de que la embajada de Argentina (sufriera algún ataque)”.

Sin embargo, el presidente del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, dijo que Mesa faltaba a la verdad para distorsionar el ingreso ilegal de armas a Bolivia.

El pasado viernes 16 de julio, el expresidente argentino fue imputado por contrabando agravado por enviar equipamiento militar para apoyar la represión en Bolivia durante el golpe de Estado.

En opinión del embajador de boliviano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Héctor Arce, la cooperación de algunos países conservadores contra un gobierno legalmente constituido y revolucionario en Bolivia “es un antecedente terrible y nefasto en la lucha por los derechos humanos”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.