• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El acuerdo consiste en dos partes, una política, para las elecciones, y otra social, para desactivar protestas.

El acuerdo consiste en dos partes, una política, para las elecciones, y otra social, para desactivar protestas. | Foto: Twitter @ONUBolivia

Publicado 23 noviembre 2019


Blogs



El acuerdo fue suscrito entre el Gobierno de facto y el Movimiento al Socialismo, bajo el respaldado de la Unión Europea y la Conferencia Episcopal boliviana.

La Conferencia Episcopal, Naciones Unidas y la Unión Europea exhortaron este sábado a los sectores políticos y sociales desactivar el conflicto en Bolivia, a través de medidas consensuadas para alcanzar la pacificación del país suramericano.

LEA TAMBIÉN:

Persisten bloqueos de vías en Bolivia contra el golpe de Estado

En rueda de prensa en La Paz participaron el secretario general de la Conferencia Episcolpal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa, el representante de la Unión Europea, León de la Torre, y el enviado de Naciones Unidas, Jean Arnault.

Las partes que intervinieron como facilitadores de pacificación del diálogo en Bolivia adelantaron que se concretó el consenso sobre la convocatoria en el corto plazo de nuevas elecciones en el país con un nuevo Tribunal Supremo Electoral.

Asimismo, en el plano político se busca la desmilitarización y la desmovilización para normalizar la situación en Bolivia, que desde el 11 de noviembre atraviesa por una grave crisis tras el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales.

Morales, obligado por las fuerzas militares y de la policía a renunciar a su cargo, viajo a México, país que le dio asilo, para evitar un baño de sangre en la nación, mientras la senadora Janine Áñez se autoproclamó presidenta sin seguir el protocolo legal.

A partir de ese momento, diversos sectores sociales, en especial de los sectores indígenas y campesinos, salieron a las calles para exigir la dimisión de Áñez y la restitución de Evo  Morales en la Presidencia de la República.

En la conferencia de prensa de este sábado se presentó el acuerdo que buscar superar la crisis que atraviesa el país, proteger la vida, contener y prevenir la violencia, velar por el respeto a los derechos humanos, promover el diálogo y asegurar la celebración de un proceso electoral transparente, creíble e inclusivo al más breve plazo posible.

Programa de Construcción de Paz

Naciones Unidas, con carácter de urgencia, emprenderá, en apoyo a los esfuerzos nacionales, un Programa de Construcción de Paz que comprenda las siguientes actividades:

A) Integrarse a la facilitación de la mesa de diálogo.

B) Apoyar los esfuerzos para prevenir y superar conflictos a través del diálogo, particularmente en las áreas del país más afectadas por la violencia;

C) Acompañar y apoyar con asistencia técnica al Tribunal Supremo Electoral y a los Tribunales Electorales Departamentales, para que el proceso electoral cumpla con los más altos estándares nacionales e internacionales;

D) Establecer una presencia en los departamentos para propiciar el pleno ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos y ciudadanas, en condiciones de igualdad y sin intimidación, durante la campaña electoral, las elecciones y el período post electoral. 

Prestar especial atención a la participación plena, libre y segura de las mujeres y pueblos indígenas en el proceso electoral;

E) En aras de la justicia y del esclarecimiento de la verdad, tras los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar desde el 20 de octubre, propiciar su prevención, no repetición y no impunidad a través de un monitoreo internacional efectivo que contribuya a garantizar que las instituciones del Estado lleven a cabo investigaciones transparentes, imparciales y efectivas.

Y que los responsables sean sancionados de acuerdo con la ley y las normas internacionales de derechos humanos. Asimismo, velar por el estricto respeto al debido proceso.

F) Brindar mayor certeza al proceso de diálogo, dando seguimiento a la implementación de los acuerdos logrados en la Mesa de Diálogo;

G) Incrementar las actividades del Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia, en particular hacia las poblaciones más vulnerables, con la participación y representación de las organizaciones sociales;

H) Fomentar el respaldo de la comunidad internacional a una salida pacífica de la crisis y la celebración de un proceso electoral transparente, creíble e inclusivo.

El acuerdo fue suscrito entre el Gobierno de facto, Movimiento al Socialismo, Conferencia Episcopal de Bolivia en nombre de la facilitación y el Enviado Personal del Secretario General de Naciones Unidas como testigo de honor.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.