• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las áreas forestales en la Amazonía han disminuido entre un 20 y un 30 por ciento en comparación con los últimos 12 meses.

Las áreas forestales en la Amazonía han disminuido entre un 20 y un 30 por ciento en comparación con los últimos 12 meses. | Foto: Reuters

Publicado 22 agosto 2019



De acuerdo al científico brasileño, Carlos Nobre el gobierno de Bolsonaro ha fomentado y alentado la deforestación e incendios en la Amazonía con su política de expandir la frontera agrícola.

Tras más de dos semanas de los incendios forestales en la Amazonía organizaciones y movimientos ambientalistas han responsabilizado al presidente Jair Bolsonaro de la grave situación que atraviesa esta región brasileña.

LEA TAMBIÉN:

Bolsonaro culpa a grupos activistas de incendios en Amazonía

Pero aunque aumentan las denuncias contra Bolsonaro por haber alentado a los madereros y agricultores a quemar grandes extensiones de la selva, se desconoce el origen de los incendios en la Amazonía.

La riqueza en nutrientes de los suelos amazónicos permite altos rendimientos en los cultivos debido a su cercanía a los ríos de la zona. Las precipitaciones que se originan en la cuenca de la Amazonía sustentan las tierras de cultivo del sur de Brasil, considerado una fuente alimentaria de importancia mundial, este territorio es objeto de explotación por diversas industrias que pudieron causar el crimen ambiental.

Causa de los incendios en la Amazonía

Los incendios forestales son frecuentes en Brasil en la estación seca, sin embargo, pueden originarse deliberadamente con el fin de deforestar ilegalmente las tierras para la cría de ganado y agricultura.

Estudios afirman que en Brasil se utiliza más del 12 por ciento del suelo amazónico (alrededor de 37 millones de hectáreas) para actividades de ganadería y agricultura, entre ellas la producción de soja.

No obstante, el científico Carlos Nobre, de la Universidad de Sao Paulo, cree que más allá de la temporada seca la política de Bolsonaro que favorece la explotación del territorio sobre la conservación de la Amazonía es la culpable del aumento de los incendios.

De acuerdo a Nobre la mayoría de los incendios forestales en la Amazonía son inducidos por el hombre, generalmente por agricultores y ganaderos.

El científico brasileño indicó que por años estuvo prohibido hacer fuego, pero desafortunadamente la mayoría de los granjeros y ganaderos no cumplen con esas medidas legales. “Los multan, pero no funciona. Los incendios están aumentando. Existe una cultura agrícola en la Amazonía que utiliza el fuego de manera extensa e intensiva” señaló el experto.

Nobre advirtió que el actual gobierno de Brasil ha fomentado y alentado la deforestación e incendios, haciendo declaraciones casi diarias diciendo que la agricultura es un sector económico poderoso para Brasil y que la frontera agrícola debe expandirse.

Bolsonaro ha calificado de héroes a los agricultores y ganaderos que deberían ampliar la frontera agrícola para impulsar el aparato agroindustrial, lo que no es necesariamente cierto sentenció Nobre.

Según el miembro de la Universidad de Sao Paulo, hasta el 80 por ciento de la deforestación en la Amazonía brasileña es ilegal. Entre 2005 y 2014, las tasas de deforestación disminuyeron, porque había muchas más medidas de control. 

El científico aseguró que la mayoría de los culpables de estos delitos ambientales fueron arrestados durante ese periodo y destacó que se impulsaban campañas contra la deforestación ilegal y también contra el uso del fuego. “Pero desafortunadamente esas campañas han terminado. Así que ahora estamos viendo un aumento de la deforestación y de los incendios” añadió Carlos Nobre.

Datos de los incendios en la Amazonía

La Amazonía brasileña, considerada el "pulmón del planeta", lleva más de17 días incendiándose y en los últimos dos días se han registrado al  menos 5.253 focos de incendios.

Debido a las políticas de Bolsonaro a favor de la agricultura y ganadería las áreas forestales en la Amazonía han disminuido entre un 20 y un 30 por ciento en comparación con los últimos 12 meses.

Entre enero y agosto de 2019 se han registrado un total de 71.497 siniestros de esta naturaleza, un número considerablemente superior a las 39.194 quemas que ocurrieron en el mismo período de 2018.

Datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil estas son las mayores cifras de incendios registradas en los últimos siete años en el país suramericano.

Desde el inicio del año, cinco estados han tenido un mayor aumento de incendios: Mato Grosso (260  por ciento), Rondônia (198 por ciento), Pará (188 por ciento), Acre (176 por ciento) y Río de Janeiro (173 por ciento). 

La Amazonía es la selva tropical más grande del mundo, es una reserva vital de carbono que ralentiza el ritmo del calentamiento global.

En ella habitan un millón de personas pertenecientes a poblaciones indígenas, y alrededor de tres millones de especies de plantas y animales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.