• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Desde el primer momento en que fue conocida la noticia, las organizaciones locales denunciaron la manera irregular en que murió Keyla Martínez.

Desde el primer momento en que fue conocida la noticia, las organizaciones locales denunciaron la manera irregular en que murió Keyla Martínez. | Foto: Twitter: Keyla Martínez

Publicado 10 febrero 2021


Blogs



De acuerdo a la autopsia la joven no se suicidó, como fue reportado en un primer momento por la policía hondureña.

El caso de la joven hondureña Keyla Martínez ha dado un giro este miércoles cuando se divulgó un informe del forense que descartó el suicidio como causa de muerte de la mujer de 26 años, estudiante de enfermería quien murió en la madrugada del domingo en una celda de la policía hondureña.

LEA TAMBIÉN: 

Denuncian como crimen de Estado muerte de joven hondureña

Su muerte, ocurrida en La Esperanza, Intibucá, fue debida a la asfixia mécanica, de acuerdo a las declaraciones del fiscal Yuri Mora, quien dijo que la autopsia reveló que se trata de un homicidio y no de un suicidio.

De igual manera, añadió que se revisan todos los documentos, registros y cámaras que podrían determinar quiénes serían los culpables del crimen.

El hecho ha desencadenado una ola de protestas y manifestaciones en el país, las cuales exigen justicia y claman esclarecer los hechos.

A la muerte de Martínez, detenida la noche del sábado por, según el informe policial, irrespetar el toque de queda y escándalo público, se suma el agravante de las versiones policiales de un suicidio como móvil del hecho.

El hospital local descartó, a través de un comunicado emitido la víspera, esa posibilidad; autoridades del centro hospitalario indicaron que la joven llegó a la sala de emergencia sin signos vitales.

"Está claro lo que sucedió, es una muerte violenta bajo custodia. Por todo lo que se ha especulado sabíamos que podía ser un homicidio, el hecho de la presión popular, de que la sociedad entera se conmocionara y que organizaciones de los derechos humanos estuvieran detrás, obliga a que el Ministerio Público resolviera el caso en menos de 48 horas", dijo la médico forense Julissa Villanueva.

Por tal razón, la Fiscalía solicitó que los agentes policiales que estaban asignados a la Unidad Departamental de Policía No. 10, de La Esperanza, en el occidental departamento de Intibucá, sean puestos a la orden de los fiscales que investigan la muerte de la joven de 26 años.

El cuerpo de Keyla Martínez fue trasladado a Medicina Forense, en Tegucigalpa, para determinar la causa de muerte o descartar otras hipótesis. Este miércoles, el cuerpo ha sido entregado a sus familiares y con posterioridad trasladado a la ciudad de La Esperanza, occidente de Honduras, para ser velado y sepultado.

Entretanto, ya se ha identificado al oficial de Policía que detuvo y condujo a la estación policial a Keyla.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.