• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los uniformados destruyeron las viviendas y dejaron a la población mapuche a merced del coronavirus y el clima.

Los uniformados destruyeron las viviendas y dejaron a la población mapuche a merced del coronavirus y el clima. | Foto: El Pueblo

Publicado 29 mayo 2020


Blogs



Los intereses económicos y financieros en la región han recurrido a compraventas fraudulentas, supuestos mecanismos legales y a todo tipo de actos de violencia para expropiar las tierras de los mapuches, denuncian los afectados.

Efectivos de las Fuerzas Especiales de Chile y Carabineros desalojaron este viernes la recuperación territorial urbana Juan Currín, en Temuco, al centro de ese país suramericano.

LEA TAMBIÉN:

Siete de cada diez chilenos desaprueban gestión de Piñera

Según denunció Luisa Huenuman Catrileo, consejera y portavoz de esa comunidad mapuche, a pesar de la pandemia de coronavirus, los militares desarmaron las viviendas, echaron las pertenencias de los indígenas a la calle y los dejaron a merced del virus y el clima.

De acuerdo con la líder, el desalojo estaría amparado en una orden emanada desde el juzgado de garantía de Temuco.

Desde 2015, la comunidad Juan Currín estaba en proceso de recuperación por los mapuches, habitantes originarios, a quienes el Estado entregó títulos de merced, los cuales supuestamente confirieron a esa nación el dominio comunitario e inalienable de esas tierras.

Mapuches han denunciado que cuando se produjo la ocupación, el ente estatal Serviu (Servicio de Vivienda y Urbanización) se comprometió a estudiar la demanda territorial de la comunidad, pero no ha cumplido su palabra.

De 150 hectáreas iniciales reconocidas en el título de merced de 1894, que ya había usurpado parte de los terrenos, los mapuches pasaron a vivir en la actualidad en poco más de 2.5 hectáreas.

Los intereses económicos y financieros de la región han recurrido a compraventas fraudulentas y hasta a mecanismos legales para expropiarlos. También a todo tipo de actos de violencia, incluyendo asesinatos, quema de siembras, amedrentamiento y robos, según informan haitantes de la comunidad afectada.

El predio actualmente se encuentra en posesión conflictual de la empresa Inmobiliaria Medina Widmer y Viñuela LTDA.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.