• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El canciller cubano calificó las acusaciones contra médicos cubanos como una muestra "del servilismo" del Gobierno de facto en Bolivia con EE.UU.

El canciller cubano calificó las acusaciones contra médicos cubanos como una muestra "del servilismo" del Gobierno de facto en Bolivia con EE.UU. | Foto: Reuters

Publicado 24 enero 2020


Blogs



A través de un comunicado, el Gobierno de facto de Bolivia informó sobre la suspensión de las relaciones diplomáticas con Cuba. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, instalado tras el golpe de Estado, informó este viernes la suspensión de las relaciones diplomáticas con Cuba que se cumple de manera inmediata. 

LEA TAMBIÉN: 

Evo Morales: Demostramos que sin el capitalismo se logra el bienestar de los pueblos

"Esta determinación obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller Bruno Rodríguez Parrilla y la permanente hostilidad y constantes agravios de Cuba contra el Gobierno Constitucional boliviano y su proceso democrático", dice el comunicado. 

El Gobierno de facto acusa a Cuba de "afectar la relación bilateral", pese a la disposición de esta administración de "sostener cordiales relaciones". 

La decisión de las autoridades de facto en Bolivia se dan luego de que la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez cuestionara la labor de los médicos cubanos en esa nación. 

Al respecto, Añez afirmó que del total de gastos por cada médico, alrededor de 1.500 dólares, el 80 por ciento era desviado para fines políticos. 

El ministro de Relaciones Exteriores cubano calificó como "vulgares mentiras" las acusaciones contra los profesionales de la salud. 

Asimismo, dijo que estos actos constituyen una muestra más "de su servilismo a Estados Unidos". 

Tras el golpe de Estado en Bolivia, perpetrado el 10 de noviembre de 2019, la derecha ha acusado a los médicos cubanos de promover el "castrochavismo". 

Recién instalada la gestión de facto, fueron detenidos arbitrariamente cuatro ciudadanos cubanos a quienes acusaron sin pruebas de financiar las protestas en defensa del Gobierno de Evo Morales. 

Tras estos hechos, el Gobierno cubano decidió retornar a 725 funcionarios del programa de cooperación y aludió que existía una "falta de garantías a su integridad física". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.