• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandato de Jovenel Moïse está bajo cuestionamiento desde el pasado 7 de febrero cuando sus opositores apuntan que habría terminado.

El mandato de Jovenel Moïse está bajo cuestionamiento desde el pasado 7 de febrero cuando sus opositores apuntan que habría terminado. | Foto: EFE

Publicado 22 marzo 2021


Blogs



También anunciaron que mantendrán su huelga hasta tanto el presidente Moïse retire decretos de jubilación de magistrados.

Los jueces de Haití cumplen este lunes su quinta semana consecutiva de huelga, con la cual reclaman al gobierno de Jovenel Moïse que retire las recientes órdenes ejecutivas las cuales les afectan y haga efectiva la independencia judicial.

LEA TAMBIÉN: 

Protestas policiales en Haití se saldan con tres muertos

Los magistrados haitianos comenzaron su paro a mediados de febrero tras los decretos emitidos por el presidente Moïse para retirar a tres jueces del tribunal supremo y sustituirlos, sin que medien los protocolos pertinentes, aseguraron.

En aquel momento, el día después que se cumpliera el plazo en el cual debía terminar el mandato de Moïse, el gobernante, jubiló por decreto, a Yvickel Dabrésil, Wendelle Coq Thélot y Joseph Mécène, a quienes las leyes consideran inamovibles al pertenecer al Tribunal de Casación, la mayor instancia judicial del país, advirtieron los letrados.

Dabrésil incluso fue arrestado y acusado de conspirar contra la seguridad interna del Estado, mientras Mécène fue nombrado por opositores y organizaciones sociales como presidente del Gobierno de transición.

Para Moïse, con estas acciones los jueces incumplen su juramento de estar al margen de la política, lo que justifica su despido.

La huelga que se extiende por más de un mes paraliza el sistema judicial, ya afectado por las crisis sociopolítica y sanitaria, además de la inseguridad y los repetidos paros en el sector.

En conferencia de prensa representantes de las asociaciones de magistrados recordaron que los jueces de Casación son considerados inamovibles por la ley, y reiteraron que continuarán su movimiento a pesar de las recientes advertencias del Gobierno.

Jean Wilner Morin, presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, dijo al respecto: "El paro no es por un aumento de sueldo o por privilegios, sino por la independencia de la justicia y la defensa de los principios. Nosotros no defendemos a un magistrado en particular, sino principios".

El letrado también celebró la postura del presidente del Tribunal de Casación, René Sylvestre, quien se solidarizó con la lucha de los magistrados y se posicionó a favor de la independencia de los poderes, aseguró Morin.

Sin embargo, el ministro de Justicia, Rockefeller Vincent, criticó el paro y señaló que los magistrados no tienen derecho a convocarlo: "el acceso a la justicia es un derecho fundamental a disposición de los litigantes y la situación actual constituye una violación de los derechos", aseguró el funcionario.

Por otra parte, la Policía Nacional de Haití (PNH) confirmó la muerte de un agente del cuerpo en el curso de las protestas de la facción Fantom 509 la semana pasada.

Este grupo, calificado por el gobierno como célula terrorista, se movilizó durante tres jornadas en esta capital, en solidaridad con los oficiales asesinados durante una operación antipandillas, y al margen de la manifestación atacaron un concesionario y quemaron varios vehículos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.