• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes participaron en la jornada con los féretros de las víctimas fatales que dejó la masacre ocurrida en Senkata.

Los manifestantes participaron en la jornada con los féretros de las víctimas fatales que dejó la masacre ocurrida en Senkata. | Foto: Reuters

Publicado 21 noviembre 2019





Según la Defensoría del Pueblo, desde las elecciones el pasado 20 de octubre han muerto 30 personas, de las cuales 27 fueron por las represiones.

Agentes de la Policía de Bolivia reprimieron este jueves la gran movilización realizada en la ciudad de El Alto contra el golpe de Estado y el Gobierno de facto dirigido por la senadora Jeanine Áñez.

LEA TAMBIÉN: 

Evo Morales anuncia Comisión de la Verdad para desmentir fraude

Los manifestantes participaron en la jornada con los féretros de las víctimas fatales que dejó la masacre ocurrida el pasado 19 de noviembre en las cercanías de la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en Senkata, donde murieron al menos nueve personas.

A través de las redes sociales, usuarios difundieron videos e imágenes de la represión ejercida tanto por la policía como por miembros de las Fuerzas Armadas bolivianas. Según la Defensoría del Pueblo, desde las elecciones el pasado 20 de octubre han muerto 30 personas, de las cuales 27 fueron por las represiones.

Las personas marcharon con consignas que pedían "¡Justicia, justicia!", "Queremos paz" y "Fuera Áñez asesina", pero fueron dispersados con bombas lacrimógenas antes de llegar a la Plaza Murillo.

De acuerdo con reportes de prensa internacional, se registraron más de 72 bloqueos de vías en carreteras, principalmente, en el eje central que integra La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.


El golpe de Estado en Bolivia se consumó el pasado 10 de noviembre, cuando el presidente Evo Morales anunció su renuncia presionado por el Ejército, policías y la violencia promovida por la derecha que desconoció los resultados electorales. 

El mandatario argumentó que su renuncia pretendía abrir camino a la paz en el país, sin embargo, desde entonces el Gobierno de facto comenzó a reprimir a seguidores y militantes del partido Movimiento al Socialismo (MAS). 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.