• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Varios son los casos de agresiones hacia las mujeres que se han registrado durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Varios son los casos de agresiones hacia las mujeres que se han registrado durante la cuarentena por la pandemia del coronavirus. | Foto: teleSUR

Publicado 8 abril 2020


Blogs



“Muchas mujeres bajo encierro por Covid-19 enfrentan violencia donde deberían estar más seguras: en sus propios hogares”, afirmó el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

Si bien los datos de la pandemia del nuevo coronavirus muestran un número igual de casos entre hombres y mujeres hasta el momento, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los hombres mueren a causa del Covid-19 con mayor frecuencia que las mujeres, debido posiblemente a inmunología basada en el sexo, y factores como la prevalencia del tabaquismo, entre otros.

LEA TAMBIÉN:

ONU resalta papel de la mujer en lucha contra Covid-19

No obstante, en los últimos meses, varias son las instituciones, organismos y medios que han resaltado que también existen diferencias de género en el impacto y la vulnerabilidad al virus, pues son las mujeres las más afectadas por el Covid-19.

Y es que quienes llevan la mayoría de las labores domésticas y de cuidados, también laboran en los sectores que han sido mayormente afectados por la pandemia.

Mujeres: cuidadoras y trabajadoras

De acuerdo con un estudio publicado por The Lancet, el cierre de escuelas para controlar la transmisión del Covid-19 en naciones como China, Hong Kong, Italia, Corea del Sur, entre otras tantas, podría tener un efecto diferencial en las mujeres, pues son ellas las que proporcionan la mayor parte de la atención informal dentro de las familias, y por tanto, limitarían su trabajo y su economía.

Por otra parte, las restricciones de viaje adoptadas por la mayoría de los gobiernos, implican también desafíos financieros e incertidumbres para la mayoría de las trabajadoras domésticas extranjeras, muchas de las cuales viajan en el sudeste asiático entre Filipinas, Indonesia, Hong Kong y Singapur.

Mientras, en América Latina, cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) refieren que alrededor de 126 millones de mujeres trabajan de manera informal en la región, lo cual representa aproximadamente la mitad de la población femenina de Latinoamérica.

Según la representante de ONU Mujeres para Colombia, Ana Güezmes, estas elevadas cifras se traducen, en tiempo de coronavirus, “en inestabilidad laboral, bajos ingresos y falta de mecanismos de protección”.

En México, por ejemplo, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), las mujeres representan el 57.47 por ciento de la fuerza laboral de ventas minoristas y un 59.31 por ciento en servicios de hospedaje, preparación de alimentos y bebidas, sectores muy afectados por la pandemia.

Güezmes resalta en este sentido que han dejado de percibir ingresos aquellas mujeres de los sectores más afectados y “altamente feminizados, como el trabajo doméstico, los sectores vinculados al turismo y a los servicios".

En cuanto al personal de la salud, un 86 por ciento de las enfermeras y un 54 por ciento de los médicos son mujeres, lo cual significa que están más expuestas al virus.

Representación y cuarentena

De acuerdo con el estudio de The Lancet, si bien el Consejo Ejecutivo de la OMS reconoce la necesidad de incluir a las mujeres en la toma de decisiones para la preparación y respuesta ante la pandemia, existe aún “una representación inadecuada de las mujeres en los espacios políticos nacionales y globales de Covid-19, como en el Grupo de Trabajo sobre Coronavirus de la Casa Blanca”.

Por tal razón, es importante que se realice un análisis de los “impactos de género de los brotes múltiples, incorporando las voces de las mujeres en la línea del frente”, lo que podría “potenciar y mejorar la preparación y la respuesta a un brote”.

De acuerdo con datos de la OIT, si el trabajo de cuidados fuera remunerado, representaría el nueve por ciento del PIB mundial, equivalente a 9 billones de dólares, sin embargo, la realidad no es así.

En la cuarentena, al ser la mujer principal cuidadora indirecta, el hogar se convierte en espacio de trabajo, llevando tareas como la limpieza, la cocina y la atención a la familia o los enfermos.  

Refiere la representante de ONU Mujeres para Colombia, Ana Güezmes, que la etapa de cuarentena sobrecargará de “cuidado físico, emocional y económico" a las mujeres.

En tanto, la OMS ha realizado un llamado a parar la violencia de género, fundamentalmente la cuarentena, pues varios son los casos de agresiones hacia las mujeres que se han registrado durante el confinamiento.

En Wuhan, China, en los meses en cuarentena, activistas de derechos humanos denunciaron el creciente número de casos de violencia doméstica, un espacio en el que se estima ocurre el 77 por ciento de los delitos sexuales.

Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, instó a todas las naciones a priorizar la seguridad y la respuesta ante la violencia hacia mujeres y niñas.

“Muchas mujeres bajo encierro por Covid-19 enfrentan violencia donde deberían estar más seguras: en sus propios hogares”, afirmó Guterres en su cuenta de la red social Twitter.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.