• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El ataque sucedió tras los enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno y los talibanes en las áreas cercanas a la instalación.

El ataque sucedió tras los enfrentamientos entre las fuerzas del Gobierno y los talibanes en las áreas cercanas a la instalación. | Foto: EFE

Publicado 30 julio 2021 (Hace 15 horas 4 minutos)



Blogs


El ataque a la sede de la ONU en Afganistán solo dejó un policía muerto y otros heridos.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) en Afganistán denunció este viernes de forma enérgica el ataque perpetrado contra su sede en Herat que dejó un guardia de la Policía afgana muerto y otros oficiales heridos.

LEA TAMBIÉN:

China pide a talibanes asegurar la paz en Afganistán

El área alrededor de donde se encuentra el complejo fue testigo de enfrentamientos este viernes entre talibanes y fuerzas del Gobierno, lo que terminó en el ataque por parte de elementos antigubernamentales al organismo.

La ONU está investigando para tener una reconstrucción completa de los hechos y para ellos contactó con las partes relevantes, según indicaron en un comunicado.

“Este ataque contra las Naciones Unidas es deplorable y lo condenamos en los términos más enérgicos”, expresó la representante especial del secretario general de las Naciones Unidas para Afganistán, Deborah Lyons.

“Nuestros primeros pensamientos están con la familia del oficial asesinado y deseamos una pronta recuperación a los heridos”, dijo Lyons.

La sede no reporto heridos de la institución en el incidente, pero las entradas fueron atacadas con granadas propulsadas por cohetes y disparos. “Los autores de este ataque deben ser identificados y rendidos cuentas”, dijo Deborah Lyons, quien también lidera la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama).

Por su parte, el Ministerio del Interior afgano reportó que las fuerzas de seguridad y defensa y los levantamientos populares lanzaron una operación de limpieza alrededor del puente Pashtun en el distrito de Injil de la provincia de Herat, cerca del ataque a las instalaciones.

De acuerdo con el Derecho Internacional, los ataques contra el personal civil y los recintos de las Naciones Unidas están prohibidos y se pueden considerar crímenes de guerra.

El pasado lunes 26 de julio, Unama alertó sobre el aumento de víctimas civiles producto del conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los talibanes, quienes están ganando territorio tras el comienzo de la retirada de las tropas internacionales.

De acuerdo con este organismo, 1.659 personas murieron y otras 3.524 resultaron heridas solo en el primer semestre de 2021, para un aumento del 47 por ciento de decesos respecto al año anterior.

La directora de Unama pidió en ese momento a las partes del conflicto que intensificaran sus esfuerzos en la mesa de negociación para detener la guerra entre afganos y reactivar las estancadas negociaciones.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.