• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Melzer acotó que la causa de cualquier daño a la reputación que pueda haber resultado de sus publicaciones no se encuentra en ninguna mala conducta de su parte.

Melzer acotó que la causa de cualquier daño a la reputación que pueda haber resultado de sus publicaciones no se encuentra en ninguna mala conducta de su parte. | Foto: @freeassangeffm

Publicado 22 diciembre 2020


Blogs



Nils Melzer precisó que el fundador de WikiLeaks no es, y nunca ha sido, un enemigo del pueblo estadounidense.

El relator de la ONU que examina casos de torturas y castigos crueles o degradantes, Nils Melzer, envió una carta al presidente Donald Trump pidiendo que perdone al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

LEA TAMBIÉN

Parlamento alemán crea grupo para liberación de Julian Assange

Refirió que "Assange ha sido privado arbitrariamente de su libertad durante los últimos diez años. Este es un alto precio a pagar por el coraje de publicar información veraz sobre la mala conducta del Gobierno en todo el mundo".

Refirió que "no es, y nunca ha sido, un enemigo del pueblo estadounidense. Su organización, WikiLeaks, lucha contra el secreto y la corrupción en todo el mundo y, por lo tanto, actúa en el interés público tanto del pueblo estadounidense como de la humanidad en su conjunto".

El relator especial acotó que Assange no ha pirateado o robado ninguna información que publicó, "lo ha obtenido de fuentes y documentos auténticos de la misma manera que cualquier otro periodista de investigación serio e independiente realiza su trabajo".

Al perdonar al señor Assange, agregó, enviaría un mensaje claro de justicia, verdad y humanidad al pueblo estadounidense y al mundo y rehabilitaría a un hombre  valiente que ha sufrido injusticias, persecuciones y humillaciones durante más de una década, simplemente por decir la verdad.

Un tribunal británico dictaminará el 4 de enero si Assange debe ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar un proceso penal y, si es declarado culpable, hasta 175 años de prisión por la publicación de documentos secretos a través de la plataforma de denuncia de irregularidades WikiLeaks en 2010.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.