• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Martin creía que "la no violencia no es pasividad estéril, sino una poderosa fuerza moral que se hace para la transformación social".

Martin creía que "la no violencia no es pasividad estéril, sino una poderosa fuerza moral que se hace para la transformación social". | Foto: Acnur

Publicado 15 enero 2022



Blogs


Por sus causas de lucha y activismo social y antirracista Martin Luther King mereció el premio Nobel de la Paz en 1964.

Martin Luther King fue un pastor bautista estadounidense que desempeñó un papel crucial en la defensa de los derechos de la población negra y afrodescendiente, luchando contra la segregación racial y participando en protestas contra conflictos armados como la guerra de Vietnam.

LEA TAMBIÉN:

Movimientos sociales marchan contra el racismo en Brasil

Nacido el 15 de enero de 1929 en Atlanta, Georgia (estado sureño de los Estados Unidos), logró el reconocimiento nacional e internacional tras liderar masivas protestas bajo un espíritu de lucha no violenta, activismo por el cual le fue concedido el Nobel de la Paz en 1964.

Su constante lucha en favor de dichas causas allanó el camino para que en el propio 1964 se promulgara la Ley de Derechos Civiles en Estados Unidos.

Inspirador de muchos dentro y fuera del territorio estadounidense hacia la consecución de sus derechos y sueños dejó un legado incluso después de su asesinato. A continuación les compartimos siete frases pronunciadas por Martin Luther King.

1.

Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

2.

Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas.

3.

Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.

4.

La libertad nunca es voluntariamente otorgada por el opresor; debe ser exigida por el que está siendo oprimido.

5.

Nuestras vidas comienzan al terminar el día en que nos volvemos silenciosos sobre las cosas que importan.

6.

Un individuo no ha empezado a vivir hasta que pueda elevarse por encima de los estrechos confines de sus preocupaciones individualistas a las preocupaciones más amplias de toda la humanidad.

7.

El amor es el poder más duradero del mundo. Esta fuerza creativa, tan bien ejemplificada en la vida de nuestro Cristo, es el instrumento más potente disponible en la búsqueda de la humanidad por la paz y la seguridad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.