• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Durante la pandemia también se han movilizado recursos de diverso tipo para apoyar el aprendizaje de los infantes.

Durante la pandemia también se han movilizado recursos de diverso tipo para apoyar el aprendizaje de los infantes. | Foto: Prensa Latina

Publicado 18 agosto 2020


Blogs



La agencia de Naciones Unidas solicitó a los Gobiernos que prioricen los programas de ayuda y protección a los pequeños.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó este martes que los niños encaran mayor riesgo de sufrir violencia y explotación en medio de la pandemia de Covid-19, y solicitó a los Gobiernos que prioricen el mantenimiento de los programas de ayuda y protección a los pequeños contra estos abusos.

LEA TAMBIÉN:

OMS impulsa reparto equitativo de vacuna contra la Covid-19

Una encuesta realizada por el organismo internacional, en la cual participaron 136 países, reveló que un total de 104, en los que viven alrededor de 1.800 millones de menores, interrumpieron gravemente servicios relacionados con la prevención, la atención y el enfrentamiento a la violencia contra los infantes.

Aproximadamente dos tercios de los países participantes en el estudio informaron de que al menos un servicio se había visto muy afectado, entre ellos Sudáfrica, Malasia, Nigeria y Pakistán. Asia meridional, Europa Oriental y Asia Central mostraron las mayores cifras de naciones que reportaron interrupciones en estas ayudas.

Entre las más afectadas se ubican la gestión de casos, los servicios de derivación, las visitas domiciliarias para niños y mujeres en riesgo de abuso, el acceso de los menores a las autoridades de bienestar infantil y los servicios telefónicos nacionales de asistencia, añade el reporte.

La encuesta también llama la atención sobre la particular vulnerabilidad de aquellos infantes con antecedentes de abuso, tanto en casa como en línea, quienes pueden sufrir actos de violencia más frecuentes y graves.

La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, enfatizó en que el prolongado cierre de escuelas y las restricciones de movimiento han dejado a algunos niños atrapados en casa con abusadores cada vez más estresados. Muchos de esos niños no tienen ahora adónde acudir en busca de ayuda, ni cuentan con servicios de protección, destacó.

La funcionaria añadió que durante la pandemia los menores pierden todo contacto con redes informales de protección, como amigos, maestros, parientes lejanos y miembros de la comunidad, y ello prácticamente los deja a la deriva.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.