• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los servicios de emergencia aun buscan cadáveres entre los escombros

Los servicios de emergencia aun buscan cadáveres entre los escombros | Foto: AP

Publicado 1 septiembre 2019



Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente legítimo Abdo Rabu Mansur Hadi, y los rebeldes hutíes.

Arabia Saudita bombardeó una universidad en la ciudad de Dhamar, Yemen, que los rebeldes hutíes empleaban como prisión y murieron al menos 100 personas, señaló el portavoz del Ministerio de Sanidad en el Gobierno de los insurgentes chiítas, Yusuf al Haderi.

LEA TAMBIÉN:

Nuevo ataque talibán deja al menos 27 muertos en el norte de Afganistán

El funcionario rebelde, Abdul-Qader el-Murtaza indicó que en el centro de detención había 170 combatientes capturados del gobierno.

Los servicios de emergencia se encuentran evaluando la escena en lo que podría ser el ataque más mortífero registrado en el año en el país árabe.

“La prisión atacada alojaba a unos 170 prisioneros de guerra, la mayoría de los cuales iba a formar parte de un acuerdo local de intercambio”, dijo en declaraciones citadas por la televisora hutí al-Masirah.

De acuerdo con Franz Rauchenstein, jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Yemen, el ataque ocurrió en un centro de detención ubicado en un edificio universitario de la provincia de Dhamar, en el suroeste del país.

Por su parte, la coalición árabe que apoya al Gobierno yemení del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y lucha contra los rebeldes chiítas desde marzo 2015, afirmó haber destruido una posición de los hutíes que contenía varios almacenes de drones y misiles, informó la televisora Al Arabiya.

El portavoz del Ministerio de Salud, Yusef al Hadri, vía telefónica con Almasirah señaló que la coalición árabe lanzó al menos 14 misiles en más de un ataque contra edificios comunitarios en Dhamar y en los que estaban recluidos alrededor de 185 mercenarios capturados de diferentes frentes.

Estos prisionerios, asegura Abdulqader al Mortadha, jefe del Comité Nacional para Asuntos de Prisioneros, la mayoría iban a ser canjeados.

Se reportán además más de 60 heridos mientras aun continua el proceso de recuperación de víctima en lo que ha sido descrito como un bombardeo intenso y continuo.

El atentado provocó la reacción de Irán. El portavoz Ministerio de Relaciones Exteriores de este país, Seyyed Abbas Mousavi, condenó los ataques aéreos entre Estados Unidos y Arabia Saudita en la provincia occidental de Yemar en Dhamar.

El portavoz afirmó que el domingo la prisión había sido identificada por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y que representantes de la Cruz Roja la habían visitado varias veces.

"El bombardeo de esta prisión es un nuevo crimen agregado a otros delitos cometidos por la coalición liderada por Arabia Saudita contra Yemen", sostuvo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.