• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El Gobierno brasileño responsabilizó de este importante incremento porcentual de deforestación a la práctica de actividades económicas ilícitas en la selva amazónica.

El Gobierno brasileño responsabilizó de este importante incremento porcentual de deforestación a la práctica de actividades económicas ilícitas en la selva amazónica. | Foto: EFE

Publicado 18 noviembre 2019





El pasado mes de agosto la Amazonía de Brasil vio comprometida gran parte de sus territorios con una salvaje oleada de incendios que puso en peligro y comprometió una gran extensión de áreas verdes y vida animal. 

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), informó que la tasa de deforestación en la Amazonía brasileña alcanzó en la actualidad el mayor índice de los pasados 11 años, en una sondeo entre agosto de 2018 y julio de este año.

LEA TAMBIÉN:

Lula: La cultura es liberación, educación y conocimiento

El INPE detalló que en este periodo de tiempo se incrementó un alza del 29,5 por ciento en la deforestación de la Amazonía, lo que representa 9.762 kilómetros cuadrados de áreas destruidas por el Gobierno del primer mandatario, Jair Bolsonaro.

Tras la publicación oficial de estas cifras de tala indiscriminada en la selva amazónica de Brasil, el titular del Ministerio de Medio Ambiente de esa nación suramericana, Ricardo Salles, anunció que el Gobierno brasileño implementará una batería de medidas para paliar los embates de la deforestación en la zona.

Asimismo, Salles hizo de conocimiento público que en lo sucesivo sostendrá reuniones con los gobernadores de los distintos estados que circundan e integran esta zona selvática comprometida, y que iniciando este venidero miércoles discutirán estrategias que generen oportunidades económicas sostenibles.

Sin embargo la administración de Bolsonaro, adjudicó esta creciente cifra de deforestación a supuestas actividades ilícitas que se desarrollan en la región, como la minería, la ocupación indebida de terrenos y la tala de árboles.

La quema de la Amazonía brasileña en agosto de 2019 generó una tensa situación política, no solo con los países vecinos de la región sino también del planeta.

Francia fue una de las naciones que salió en defensa de este territorio y exigió al presidente Jair Bolsonaro que tomara acciones contundentes para apaciguar las llamas y proteger esta zona.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.