• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La evidencia, según los fiscales, establece que a Trump no le importaba la corrupción, sino que estaba persiguiendo un objetivo corrupto.

La evidencia, según los fiscales, establece que a Trump no le importaba la corrupción, sino que estaba persiguiendo un objetivo corrupto. | Foto: Reuters

Publicado 24 enero 2020 (Hace 55 minutos)


Blogs



Esta acusación formal convierte a Donald Trump en el tercer presidente en la historia de EE.UU. en enfrentar un juicio político para su destitución.

Como parte del juicio político contra el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, culminan este viernes los alegatos de los siete congresistas demócratas designados como fiscales en el proceso por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

LEA TAMBIÉN:

Avanza juicio político contra Trump en el Senado de EE.UU.

De este modo culmina la tercera jornada consecutiva en la que los demócratas presentan el caso y exponen las pruebas recopiladas con el objetivo de convencer al Senado, de mayoría republicana, de remover a Trump de su cargo.

Las causas que se le imputan, aprobadas por la Cámara de Representantes, están vinculadas con las llamadas entre Trump y el mandatario de Ucrania, Volodímir Zelenski, para que dicho país abriera una investigación sobre el exvicemandatario y precandidato presidencial demócrata Joe Biden.

Según los testimonios y varios documentos presentados, los demócratas sostienen que Trump presionó a Kiev para que abriera las indagaciones, a fin de beneficiarse en los comicios de noviembre.

Esta acusación formal convierte a Trump en el tercer presidente en la historia de EE.UU. en enfrentar un juicio político para su destitución, que comenzó formalmente luego de que fueran discutidas y aprobadas las reglas de este proceso.

El congresista demócrata Jerry Nadler, quien es uno de los fiscales, calificó la conducta del mandatario como incorrecta, ilegal y peligrosa, al tiempo que señaló que ningún otro presidente había usado jamás su puesto para forzar a otra nación para hacer fraude en las elecciones.

Por su parte, el también congresista Adam Schiff sostuvo que Trump traicionó los intereses del pueblo estadounidense cuando abusó de su autoridad como comandante en jefe para beneficiarse a sí mismo. 

La evidencia, según los fiscales, establece que a Trump no le importaba la corrupción, sino que estaba persiguiendo un objetivo corrupto. No obstante, ninguno de los senadores republicanos ha dado señales de romper con su partido y apoyar el caso contra el Ejecutivo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.