• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Administración Trump ha permitido que la ganancia corporativa determine en las condiciones de seguridad de los trabajadores de EE.UU., considera la AFL-CIO.

La Administración Trump ha permitido que la ganancia corporativa determine en las condiciones de seguridad de los trabajadores de EE.UU., considera la AFL-CIO. | Foto: CNBC

Publicado 9 octubre 2020


Blogs



Los fallecimientos se deben a condiciones laborables "peligrosas" y a enfermedades derivadas de su profesión.

Un total de 5.250 empleados murieron en el trabajo en 2018 en Estados Unidos por condiciones laborables "peligrosas" y otros 95.000 a causa de enfermedades derivadas de su profesión, reveló este viernes la principal asociación gremial de ese país.

LEA TAMBIÉN: 

Comicios anticipados de EE.UU. registran 6,6 millones de votos

De acuerdo con un informe de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por su sigla en inglés), ello supone que fallecieron 275 empleados por día, en tanto que la tasa de mortalidad laboral a nivel nacional se mantuvo en 3,5 por cada 100.000 trabajadores, índice similar a 2017.

Para el presidente de este sindicato, Richard Trumka, este panorama indica un "escaso progreso" para hacer que los lugares de trabajo sean "más seguros" en los últimos años, y acusó al presidente Donald Trump de haber "minimizado" el papel de las agencias de seguridad laboral.

Según el funcionario, estos números muestran "la tremenda negligencia de la Administración Trump, desde el primer día en el cargo, para garantizar que los trabajadores estén seguros en el trabajo", dijo.

Recordó los recortes de recursos del actual Gobierno a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), encargada de garantizar que las condiciones de trabajo sean seguras y saludables, al tiempo que "ha dejado que las ganancias corporativas, en lugar de la ciencia, influyan en las protecciones necesarias".

"Ahora las familias trabajadoras están pagando el precio. Todos merecemos las mejores protecciones disponibles. Es hora de cambiar de rumbo", agregó.

Trumka explicó además que en 2018 subió a 961 la cifra de muertes entre trabajadores latinos, en comparación con los 903 registrados el año anterior, y la tasa de mortalidad se mantuvo igual en 3,7 por cada 100.000 trabajadores, mayor que la media nacional de 3,5. Precisó que el 67 por ciento de ellos eran inmigrantes.

También expresó que 615 trabajadores afroamericanos fallecieron en el trabajo durante 2018, lo que supone un aumento de 530 muertes respecto a 2017 y un incremento del 46 por ciento en la última década. La tasa de mortalidad entre los afroamericanos es 3,6 por cada 100.000 empleados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.