• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Washington tras conocerse la abierta participación estadounidense en el intento de golpe de Estado del pasado 23 de enero.

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Washington tras conocerse la abierta participación estadounidense en el intento de golpe de Estado del pasado 23 de enero. | Foto: @AlinaTelesur

Publicado 3 julio 2019





En abierta violación al artículo 35 de la Convención de Viena, el Gobierno de EE.UU. negó a Venezuela la posibilidad de nombrar a Turquía como Estado protector de su embajada.

Continuando la violación sistemática de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) negó a Venezuela la posibilidad de nombrar a Turquía como Estado protector de su embajada en Washington (capital).

LEA TAMBIÉN: 

Venezuela restituye relaciones diplomáticas con Alemania

En ese sentido, el canciller venezolano Jorge Arreaza advirtió que con esta decisión unilateral los ciudadanos con doble nacionalidad, y los estadounidenses que residen en el país suramericano, quedan desprotegidos y sin poder acceder a la correspondiente asistencia consular.

Asimismo, Arreaza recordó que la secretaría de Estado del país norteamericano nombró a Suiza Estado protector de su embajada en Venezuela, por lo que es inentendible que Washington no acepte la medida recíproca, contemplada en el artículo 35 de la Convención de Viena.​​​​​​​

"La respuesta de las autoridades de Estados Unidos fue no aceptamos tener un acuerdo de protección que contemple los archivos, los bienes, los edificios de Venezuela, porque esos bienes no son del Gobierno de Nicolás Maduro", explicó el ministro venezolano.

Pese al desconocimiento del Gobierno legítimo de Venezuela por parte de EE.UU, esa postura no exime a la Casa Blanca de garantizar el cumplimiento de la Convención de Viena, vigente desde 1961.

En su artículo 35, el tratado enfatiza en que “el Estado receptor está obligado a respetar y proteger los locales de la misión, y el Estado acreditante podrá confiar la custodia del mismo a un tercer Estado aceptable para el Estado receptor”.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro rompió relaciones diplomáticas con Washington tras conocerse la abierta participación estadounidense en el intento de golpe de Estado del pasado 23 de enero.

Luego de que las respectivas delegaciones diplomáticas dejaran las sedes en ambos países, la derecha venezolana en Washington intentó hacerse con el control de la embajada, que fue resguardada por activistas estadounidenses durante casi un mes.

Los integrantes del llamado Colectivo de Protección de la Embajada, que contaban con autorización del Gobierno venezolano, fueron finalmente desalojados en una redada policial que violó el artículo 22 de la Convención de Viena, que asegura la inviolabilidad de las sedes diplomáticas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.