• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El sindicato de empleados bancarios de Líbano se declaró desde ayer martes en huelga indefinido.

El sindicato de empleados bancarios de Líbano se declaró desde ayer martes en huelga indefinido. | Foto: Reuters

Publicado 13 noviembre 2019 (Hace 9 horas 45 minutos)





El martes un soldado libanés mató a un hombre durante las protestas de la noche, la primera víctima mortal desde que comenzaron las manifestaciones en todo el país el 17 de octubre.

Los manifestantes antigubernamentales en Líbano llamaron este miércoles a huelgas a nivel nacional y a la desobediencia civil tras la muerte de un activista y una polémica declaración del presidente, Michel Aoun, que los exhortó a la desmovilización y que regresen a sus casas.

LEA TAMBIÉN:

Continúan manifestaciones en Líbano tras 27 días

El martes un soldado libanés mató a un hombre durante las protestas de la noche, la primera víctima mortal desde que comenzaron las manifestaciones en todo el país el 17 de octubre.

El hombre abatido en la ciudad costera de Jalde, a unos 12 kilómetros al sur de Beirut, fue identificado como Ala Abu Fajer, miembro del Partido Socialista Progresista encabezado por el líder druso Walid Yumblat. 

Por otra parte, el sindicato de empleados bancarios de Líbano se declaró desde ayer martes en huelga indefinida hasta que se restaure la "normalidad" en el sector y debido al clima de inseguridad de las últimas semanas.

Los manifestantes libaneses bloquearon este miércoles las principales carreteras con neumáticos en llamas y bloqueos de carreteras, y advirtieron que permanecerán en las calles a pesar del llamado del presidente para que se vayan a casa.

Además de los bancos, escuelas y universidades permanecieron cerradas, un reflejo de la profunda crisis política y financiera que enfrenta el país.

También se cerraron las carreteras que unían a la capital con el sur y el norte del Líbano, así como otras carreteras en las principales ciudades y pueblos. Los policías abrieron la avenida Fuad Chehab en Beirut, horas en que los manifestantes la cerraron. 

Las protestas estallaron el 17 de octubre en un momento en que muchos libaneses temían una crisis monetaria inminente y en contra de un gobierno que califican de corrupta e ineficiente para proporcionar incluso los servicios públicos más básicos.

Desde entonces, se han convertido en el mayor movimiento de protesta que el país ha visto en décadas, que reúne a personas de todas las divisiones religiosas y políticas de Líbano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.