• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Entre las consecuencias de la Covid-19 para la economía laboral está la caída del consumo de bienes y servicios.

Entre las consecuencias de la Covid-19 para la economía laboral está la caída del consumo de bienes y servicios. | Foto: EFE

Publicado 18 marzo 2020



Blogs



La Organización Internacional del Trabajo señaló que la pandemia se volvió también una crisis económica.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó este miércoles que entre los efectos del nuevo coronavirus estaría el aumento del desempleo mundial en casi 25 millones de personas.

LEA TAMBIÉN

Casos de coronavirus ronda los 200.000 en el mundo

De acuerdo con una nota de prensa de la OIT, esta situación podría tener menor impacto si se consigue una respuesta política coordinada a nivel internacional, “como ocurrió frente a la crisis financiera mundial de 2008-2009”.

En el informe elaborado por la organización, se pide adoptar medidas urgentes, a gran escala y coordinadas. Agrega que la estrategia debe basarse en tres pilares: proteger a los trabajadores en el lugar de labores, estimular la economía y el empleo, además de sostener los puestos de trabajo y los ingresos.

Esas medidas incluyen “la ampliación de la protección social, el apoyo para mantener el empleo (es decir, el trabajo a jornada reducida, las vacaciones pagadas y otros subsidios) y la concesión de ayudas financieras y desgravaciones fiscales, en particular a las microempresas y pequeñas y medianas empresas”, dijo la entidad.

Además, se proponen medidas de política fiscal y monetaria, así como préstamos y ayuda financiera a sectores económicos concretos.

Las estimaciones de la OIT indican un aumento del desempleo mundial de entre 5,3 millones (hipótesis “prudente”) y 24,7 millones (hipótesis “extrema”).  También, se avizora el crecimiento exponencial del subempleo, ya que las consecuencias económicas del brote del virus se traducen en reducciones de las horas de trabajo y los salarios.

Agrega que las caídas del empleo también conllevan pérdidas de ingresos para los trabajadores, estimadas entre los 860.000 millones de dólares y 3,4 billones de dólares a finales de 2020.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.