• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El funcionario advirtió que la región vive una dramática crisis alimentaria impulsada por la violencia, los altos precios y el cambio climático.

El funcionario advirtió que la región vive una dramática crisis alimentaria impulsada por la violencia, los altos precios y el cambio climático. | Foto: Vatican News

Publicado 28 enero 2022 (Hace 3 horas 6 minutos)



Blogs


El funcionario de la ONU subrayó que urge la consecución de cerca de 2000 millones de dólares para la respuesta humanitaria en el Sahel.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) alertó que cerca de 15 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria en la región del Sahel Central formada por las naciones de Níger, Malí y Burkina Faso.

LEA TAMBIÉN:

Misión de ONU condena ataque a su equipo en Guaviare, Colombia

“(…) son cuatro millones de personas más necesitadas desde enero de 2021, un aumento extraordinario en solo un año”, reveló el coordinador humanitario de la ONU, Martin Griffiths.

Asimismo, el funcionario subrayó que urge la consecución de cerca de 2000 millones de dólares para la respuesta humanitaria en las tres naciones en cuestión.

“La confluencia de los conflictos, el cambio climático, la creciente inestabilidad política, la falta de oportunidades de desarrollo sostenible y la pobreza están llevando a millones de personas a condiciones cada vez más desesperadas, Covid-19 y su impacto económico solo lo han empeorado todo”, expuso Griffiths refiriéndose a las causas de la crisis que vive la región.

Asimismo, el texto destacó cómo los ataques violentos se octuplicaron entre 2015 y 2021 y el número de muertes en la región se decuplicó.

Griffiths reveló, refiriéndose a los servicios públicos que se han interrumpido los servicios del agua, saneamiento e higiene así como más de 5.000 centros escolares permanecen cerrados “poniendo en peligro el futuro de cientos de miles de niño”.

“Se está produciendo una dramática crisis alimentaria en la región, impulsada por la violencia, los altos precios de los alimentos y las crisis climáticas. Esta combinación significa que se prevé que haya más personas con inseguridad alimentaria que en 2014”, subrayó el coordinador humanitario.

Por otra parte, el funcionario informó que cerca de un tercio de los secuestros contra trabajadores humanitarios han ocurrido en la zona del Sahel. A pesar de eso, dijo el Griffiths, que los trabajadores humanitarios se han quedado y continúan apoyando en la complicada labor.

“Sin embargo, el Sahel es también, no lo olvidemos, una región de enorme potencial”, aseveró al tiempo que resaltó que trabajando en conjunto, con solidaridad y resiliencia, se puede revertir la situación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.