• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La llamada democratización de los medios ha incrementado las posibilidades de tergiversar la realidad.

La llamada democratización de los medios ha incrementado las posibilidades de tergiversar la realidad. | Foto: EFE

Publicado 8 septiembre 2022 (Hace 22 horas 8 minutos)



Blogs


Las condiciones que impone la era digital han replanteado las bases del periodismo y exige aplicar nuevos métodos.

Este jueves 8 de septiembre se celebra el Día Internacional del Periodista en medio de un contexto matizado por los cambios cada vez más vertiginosos en las formas de transmitir la información a partir de las contradicciones y ventajas que plantea la polémica era digital.

LEA TAMBIÉN:

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa?

La rapidez en la movilidad y el alcance de los contenidos, la divulgación de noticias falsas,  y  los denominados “haters” constituyen algunas de las variables que condicionan las maneras más actuales de ejercer el periodismo.

La llamada “democratización” de los medios ha incrementado las posibilidades de tergiversar la realidad, fenómeno que se ha visto agudizado por el masivo empleo de las redes y plataformas sociales.

 

Si bien ampliar el acceso al acceso y promoción de la información representa teóricamente un aspecto positivo, los “creadores de contenido” y las grandes plataformas suelen divulgar fakenews en pos de acaparar la atención y  monetizar a costa de la manipulación mediática.

En este panorama, al periodismo apegado a la versión más cercana a la realidad, se le impone la necesidad de encontrar vías objetivas y más inclusivas para desmontar la parcializada información que los medios trasnacionales promueven.

Otro de los retos para la prensa actual, lo representa la enorme cantidad de información que transita por el entorno digital, que influye en la construcción de una visión sesgada a través de las denominadas burbujas de filtro.

A partir de ello, la seguridad digital representa un desafío en aras de proteger la confidencialidad de los datos, las fuentes y la información de manera general, lo cual ha levantado las alarmas, luego de que Edward Snowden revelara la vigilancia y empleo de los datos por las grandes empresas.

Además, la expansión del hackeo a la vulnerable seguridad digital, expone a quienes ejercen el periodismo a la posibilidad de ser víctimas de revelación de información manipulable, la cual suele tener mayor capacidad de promoción.

 

No obstante, la ampliación de las capacidades de transmitir información permite un acercamiento a voces y espacios históricamente relegados en pos de expandir la cobertura a sucesos que de otra forma estarían al margen.

En consonancia, urge aplicar nuevos métodos dinámicos en aras de aumentar el diálogo con los consumidores e incrementar su rol activo en la conformación de un espacio informativo inclusivo, diverso y veraz.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.