• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En julio, la Unión Europea tendrá una cumbre presencial para examinar la nueva propuesta de plan de recuperación económica tras la Covid-19.

En julio, la Unión Europea tendrá una cumbre presencial para examinar la nueva propuesta de plan de recuperación económica tras la Covid-19. | Foto: El País

Publicado 19 junio 2020


Blogs



La videocumbre convocada por la Unión Europea (UE) para negociar el plan de recuperación económica, concluyó sin significativos avances. 

Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) informaron este viernes, se reunirán en julio para debatir sobre el plan de recuperación económica en un escenario pospandemia, ascendente a 750.000 millones de euros (poco más de 838.301 millones de dólares).

LEA TAMBIÉN:

Consejo Europeo impulsa el paquete "Equipo Europa" por Covid-19

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, expresó tras el encuentro que hay consenso en distintos puntos, pero “al mismo tiempo, no podemos subestimar las dificultades, y en algunas áreas es necesario seguir discutiendo”, aseveró.

Los dignatarios realizaron este viernes 19 de junio una videocumbre con el propósito de avanzar en este tema, sin embargo, esta concluyó sin alcanzar una propuesta final.

Agregó que esperan que la reunión del mes próximo sea presencial y se presente en ella una propuesta de plan que concilie las diversas opiniones.

 

El plan presentado por la Comisión Europea concibe que el fondo de recuperación se cree a partir de transferencias directas de los países, y se sume a un marco presupuestario común para el periodo 2021-2027, que ascendería a 1.1 billones de euros (1.232 billones de dólares).  

 

Unión Europea enfrenta contradicciones

Entre otros temas, los países de la UE tienen divergencias sobre el tamaño final del fondo, su duración, la proporción de transferencias y préstamos, así como las condiciones a cumplir para recibir ayudas.

De acuerdo con diversos medios, Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria abogan por reducir el tamaño del fondo, jerarquizar los préstamos y no las subvenciones, y poner un límite de tiempo al plan, entre otras apreciaciones. Reclaman, además, que se reduzcan sus aportes anuales al presupuesto común.

Por su parte, Francia, Alemania, España e Italia parecen aceptar en términos generales la propuesta presentada. De una manera u otra, todas las naciones exigen que los fondos estén disponibles cuanto antes.

Durante la reunión, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, dio a conocer que se prevé una contracción del PIB de la zona euro del 8.7 por ciento en 2020. Por su parte, el desempleo puede llegar al 10 por ciento (actualmente toca el 7.3 por ciento) y golpear especialmente a los jóvenes.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.