• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Con la investigación publicada hoy se cierra finalmente uno de los capítulos más vergonzosos para la Iglesia católica.

Con la investigación publicada hoy se cierra finalmente uno de los capítulos más vergonzosos para la Iglesia católica. | Foto: Twitter @infopublicave

Publicado 10 noviembre 2020 (Hace 6 horas 0 minutos)


Blogs



El texto refiere que Juan Pablo II y Benedicto XVI hicieron oídos sordos a las acusaciones contra el excardenal.

El Vaticano publicó este martes un informe sobre el escandaloso caso del excardenal estadounidense Theodore McCarrick, de 90 años, acusado de abuso sexual contra menores durante décadas y negó que haya encubierto al religioso.

LEA TAMBIÉN

Papa Francisco aprueba uniones de parejas homosexuales

La investigación, a petición del papa Francisco, fue presentado por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, quien expresó que el mismo se publica "afligidos por las heridas que el caso ha provocado en las víctimas, en sus familias, en la Iglesia en los Estados Unidos, en la Iglesia Universal”.

Agregó que se trata de “un texto exhaustivo, que ha requerido un cuidadoso examen de toda la documentación relevante en los archivos de la Santa Sede, la Nunciatura en Washington y las diócesis de los Estados Unidos involucradas de diversas maneras”.

El informe también confirma que, tal como en su momento había asegurado el cardenal candiense Marc Ouellett , Benedicto XVI nunca impuso contra McCarrick "sanciones", además de que decidió no abrir un proceso canónico formal .

"A Francisco se le dijo que había 'rumores' y acusaciones sobre 'comportamientos inmorales con adultos' antes de la nominación de McCarrick en Washington. Pero considerando que las acusaciones habían sido analizadas y rechazadas por Juan Pablo II y bien consciente de que McCarrick había permanecido activo durante el pontificado de Benedicto XVI, el papa Francisco no vio la necesidad de cambiar 'lo que sus predecesores habían establecido' ", consta en el informe de más de 400 páginas.

El excardenal, que vive desde septiembre de 2018 en el pequeño pueblo de Victoria (Kansas), ha sido acusado sucesivamente de agredir sexualmente a otros menores y de tener relaciones con seminaristas a los que invitaba a su casa de playa en Nueva Jersey a lo largo de muchas décadas.

La investigación es la primera de este tipo realizada y difundida por el Vaticano y se muestra como fiel reflejo de la transparencia a la que ha llamado el pontífice.

En el informe, el Vaticano niega haber encubierto los abusos sexuales a menores cometidos por el excardenal estadunidense, aunque admite errores de percepción


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.