• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Este cambio de estrategia fue exitoso como lo demostraron los resultados del Súper Martes, ya que se basa en el apoyo inicial que Sanders recibió.

Este cambio de estrategia fue exitoso como lo demostraron los resultados del Súper Martes, ya que se basa en el apoyo inicial que Sanders recibió. | Foto: EFE

Publicado 4 marzo 2020





Pese a los resultados que tuvo Joe Biden en el "supermartes", el apoyo a las propuestas de Bernie Sanders todavía está allí, ergo, el apoyo al "socialismo" defendido en los EE. UU.

El socialismo generalmente no está asociado con los Estados Unidos, pero las primarias de 2020 lo han colocado en el centro de la discusión. El país, conocido por su capitalismo salvaje y de mercado libre, ahora debate sobre salud universal, educación universitaria grautita e impuestos a la riqueza, pero ¿es solo una quimera de una minoría o los votantes realmente se inclinan más hacia la izquierda?

Una encuesta de Gallup del 11 de febrero descubrió que el 76 por ciento de los votantes demócratas votaría por un socialista, y solo el 17 por ciento de los republicanos dice que lo haría. Mientras que, en general, alrededor del 45 por ciento de los ciudadanos estadounidenses elegirían a un socialista como presidente.

Sin embargo, "sería inexacto decir que Estados Unidos está adoptando el ‘socialismo’, porque la palabra se ha vuelto amorfa: los boomers lo asocian con el estalinismo, los millennials lo asocian con Escandinavia," como afirma la columnista de The Guardian, Arwa Mahdawi.

Por esta razón, es importante tener en cuenta que cuando los medios o los políticos estadounidenses se refieren al socialismo, en realidad no están hablando de políticas que darían origen a la propiedad social de los medios de producción y la autogestión de las empresas por parte de los trabajadores, sino a propuestas que se asemejan a una socialdemocracia dentro de un sistema capitalista.

El tema ha surgido en parte debido al auge del senador autodenominado "socialista democrático" Bernie Sanders, quien en la carrera por la nominación demócrata ha presentado una agenda más inclinada hacia la izquierda que sus rivales moderados. Además, la creciente popularidad de legisladoras como Alexandra Ocasio-Cortez o Ilhan Omar suman a esta tendencia creciente.

Es por ello que el reciente aumento en el apoyo al "socialismo" sin duda refleja un cambio en las actitudes de los Estados Unidos hacia el capitalismo.

La sugerencia de políticas que alguna vez fueron marginales, como un Nuevo Acuerdo verde, impuestos sobre el patrimonio, un enfoque de derechos humanos a la migración con una moratoria de deportaciones, universidad gratuita y un programa universal de atención médica se vuelven cada vez más atractivos para un país con los costos de atención médica más altos per cápita en toda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde el 70 por ciento de los estudiantes universitarios se gradúan con una deuda de más de US$30,000, y donde las 400 personas más ricas en 2019 pagan un impuesto sobre la renta más bajo que el trabajador promedio de la clase media.

Por lo que no sorprende que, según los resultados de la encuesta en boca de urna de NBC News, en cuatro estados, más votantes demócratas primarios del Súper Martes dijeron que tenían una visión favorable del socialismo que una visión desfavorable.

El socialismo fue visto favorablemente por un amplio margen por los votantes demócratas tanto en California (53 por ciento) como en Texas (57 por ciento) y favorecido por márgenes más delgados entre los demócratas en Carolina del Norte y Tennessee.

A pesar del hecho de que el candidato moderado Joe Biden tuvo una gran noche el martes, ganando diez de los 14 estados, el apoyo a las propuestas de Sanders todavía está allí, ergo, el apoyo al "socialismo" defendido en los EE. UU.

Durante su discurso en Los Ángeles anoche, el exvicepresidente usó los puntos de campaña de Sanders, pero los presentó en una versión "digerible" para aquellos votantes que saben que algo no está funcionando, pero que aún están afectados por la propaganda de "temor rojo".

“Mira, nuestra agenda es audaz. Es progresiva. Es una visión, donde la atención médica es asequible... para vencer a la NRA y los fabricantes de armas, y liderar al mundo en lo más importante y el cambio climático," prometió Biden en su discurso.

Este cambio de estrategia fue exitoso como lo demostraron los resultados del Súper Martes, ya que se basa en el apoyo inicial que Sanders recibió de los primeros cuatro estados al mencionar esos mismos problemas. Entonces, si las votaciones demostraron una cosa es que las personas necesitan urgentemente un cambio en el status quo, pero la forma en que los candidatos lo presentan sigue siendo clave.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.