• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Los países miembros expresaron su preocupación por las acciones dirigidas contra el mandatario Dési Bouterse y para afectar el proceso electoral de 2020.

Los países miembros expresaron su preocupación por las acciones dirigidas contra el mandatario Dési Bouterse y para afectar el proceso electoral de 2020. | Foto: Reuters

Publicado 3 diciembre 2019


Blogs



El ALBA-TCP alertó que no es la primera vez que observan a fuerzas minoritarias conservadoras aliarse a intereses transnacionales para "propiciar la caída de un Gobierno popular e independiente".

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) emitió este martes un comunicado para rechazar categóricamente los intentos de desestabilización en Surinam.

LEA TAMBIÉN:

Presidente de Surinam dice ser víctima de un "juego político" tras fallo judicial

En la cuenta Twitter del canciller venezolano Jorge Arreaza fue publicado el texto, en el cual los países miembros expresaron su preocupación por las acciones dirigidas contra el mandatario Dési Bouterse, que tienen como objetivo "generar situaciones de inestabilidad y afectar directamente el proceso electoral del próximo año".

"Hemos observado con preocupación cómo un proceso judicial curso, en el que aún no se han agotado todas las instancias legales correspondientes, es manipulado con fines políticos para generar inestabilidad e impedir la postulación" del Ejecutivo en los venideros comicios presidenciales de 2020.

Además, destacaron que no es la primera vez que observan a fuerzas minoritarias conservadoras nacionales aliarse a intereses transnacionales para usar la judicialización de la política como un mecanismo para "propiciar la caída de un Gobierno popular e independiente e impulsar una restauración de políticas neoliberales".

Los Estados integrantes del ALBA-TCP denunciaron que representantes de Alemania, España, Estados Unidos (EE.UU.), Francia, Países Bajos y Reino Unido realizaran juicios de valor innecesarios e irresponsables sobre la acción judicial que se realiza, al pretender influenciar en el veredicto final.

En consecuencia, el órgano reiteró su rechazo a "este patrón de injerencia, ya carácterístico en nuestra región, y pedimos que se respete la soberanía de Surinam, sus instituciones y la voluntad de su pueblo expresada democráticamente en las urnas".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.