• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El reconocimiento de verdad y de responsabilidad constituye en sí mismo un acto de satisfacción de los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación

El reconocimiento de verdad y de responsabilidad constituye en sí mismo un acto de satisfacción de los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación | Foto: JEP

Publicado 27 abril 2022 (Hace 20 horas 41 minutos)



Blogs


Diez militares retirados reconocieron y pidieron perdón a los familiares de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

En Colombia continúa este miércoles la audiencia pública de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre los reconocimientos de miembros del Ejército y el civil imputados por crímenes de guerra y lesa humanidad dentro del caso que investiga falsos positivos en Catatumbo..

LEA TAMBIÉN:

Militares retirados colombianos reconocen ante la JEP participación en falsos positivos

Durante la diligencia judicial en los procesos que adelanta la JEP por violaciones a los derechos humanos en el marco del conflicto armado en el país, se presentaron las víctimas, que dieron sus testimonios una a una -ante los jueces-.

Al comienzo, una madre de Soacha hizo la pregunta ante el silencio del auditorio “¿Quién les dio la orden?”. 

"Hoy vengo en representación de todas las víctimas, específicamente de mi hermano", expresó Anderson Rodríguez, la tercera víctima en participar en esta audiencia de reconocimiento por falsos positivos, que empezó a las 09H00 (hora local).

Durante estas diligencias, los imputados por la JEP se presentaron ante la Sala de Reconocimiento, las víctimas, las instituciones del Estado y la sociedad colombiana, en las sesiones realizadas entre el 26 y este 27 de abril en Ocaña.

Allí diez exfuncionarios de la fuerza pública, entre ellos un general y cuatro coroneles, además de un tercero civil, imputados dentro del caso 03, conocido como el de falsos positivos, reconocieron su responsabilidad por el crimen de guerra de homicidio en persona protegida y los crímenes de lesa humanidad de asesinato y desaparición forzada.

“Yo soñaba que los militares que asesinaron a mi hijo dijeran qué había pasado con nuestros hijos. Hoy los tengo acá. Es un alivio para mí como madre saber de esta ventanita que la JEP empezó a abrir”, dijo Blanca Monroy.

Monroy se ha dedicado a la costura y al cuidado de sus hijos y nietos. Desde hace 14 años ha trabajado por la búsqueda de la justicia y la verdad en el caso de su hijo Julián Oviedo Monroy.

Otro familiar de una víctima, Zoraida Muñoz indicó: Quiero que el nombre de mi hijo quede limpio. Mi hijo no era ningún guerrillero. No era eso que dijeron por lo que lo mataron, era un joven sano. Hacía cinco meses había salido del Ejército y lo cogieron para matarlo, para vendérselo al Ejército”.

“Soy civil. Fui la persona que trajo a sus seres queridos de varias partes de Colombia”, empezó reconociendo Alexander Carretero Díaz. Se trata del tercero civil que colaboró en la configuración del patrón criminal en el que participaron miembros del BRIM15 y el BISAN.

“Fui el culpable. Me declaro responsable de haber traído personas de Soacha, Gamarra, Aguachica y Bucaramanga para entregárselas al Ejército para que las asesinaran”, señaló Carretero antes de empezar a relatar cómo participó en los hechos.

 “Mi vida está en peligro pero quiero seguir colaborando, con ustedes con toda la verdad. Si me permiten, quiero reparar con actos simbólicos", acotó.

En la audiencia inicial participó el mayor retirado Juan Carlos Chaparro Chaparro quien, visiblemente conmovido, pidió perdón por lo que calificó como crímenes de lesa humanidad. “Pido perdón por las actividades atroces que cometí, encubrí y que tapé”, mencionó. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.