• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Además del palacio, los especialistas estudian otras cuatro estructuras en la plaza del mismo grupo arquitectónico.

Además del palacio, los especialistas estudian otras cuatro estructuras en la plaza del mismo grupo arquitectónico. | Foto: INAH

Publicado 26 diciembre 2019


Blogs



Los materiales de la construcción, cuyas medidas aproximadas son 55 metros de largo por 15 de ancho y 6 de altura, apuntan a dos fases de ocupación.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) constataron la presencia de un palacio prehispánico maya de 55 metros de largo en la zona arqueológica de Kulubá, en el estado suroriental de Yucatán.

LEA TAMBIÉN:

Alerta en México por emisiones del volcán Popocatépetl

Desde el Instituto informaron que los trabajos de exploración y restauración realizados por su personal "han permitido confirmar la existencia de un palacio al oriente de la plaza principal" del llamado Grupo C arquitectónico, "mediante la liberación y el reconocimiento del basamento, las escalinatas y una crujía con pilastras, en la parte superior, que habría sido usada por la élite del lugar".

En un comunicado, el INAH explicó que los materiales de la construcción, cuyas medidas aproximadas son 55 metros de largo por 15 de ancho y 6 de altura, apuntan a dos fases de ocupación: el periodo Clásico Tardío (600–900 d.C.) y el Clásico Terminal (850–1050 d.C.).

Además del palacio, los especialistas estudian otras cuatro estructuras en la plaza del mismo grupo arquitectónico: un altar, dos vestigios de espacios de uso habitacional y una construcción redonda que, aparentemente, era un horno.

El investigador del Centro INAH Yucatán, Alfredo Barrera Rubio, consideró que una cualidad de esta cuarta temporada de campo en Kulubá,  desde el pasado noviembre hasta marzo de 2020, es que las acciones arqueológicas están acompañadas por expertos en restauración.

Asimismo, el arqueólogo abundó en que una parte adicional del recurso destinado al sitio, por el convenio suscrito entre el INAH y el Gobierno de Yucatán, se dedica al mapeo y levantamiento topográfico de 234 hectáreas, así como al análisis del patrón de asentamiento de la urbe prehispánica.

 

/>

"Todas estas acciones exploratorias y de conservación son el inicio de los trabajos que el INAH realiza para recuperar, investigar y difundir entre el público la herencia cultural y natural de Kulubá, un lugar que aumenta su atractivo patrimonial y de sostenibilidad regional", detalla el texto del Instituto.

De acuerdo con el INAH, a lo largo del siglo XX, Tizimín, municipio a 35 km de la zona arqueológica de Kulubá, "cedió la mayor parte de su terreno selvático al uso agrícola y ganadero", por ello, para que los expertos devuelvan "su esplendor a los edificios mayas", deben convivir con diferentes especies de flora y fauna, además de priorizar "que la zona arqueológica se distinga por su equilibrio natural y cultural".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.