• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Frank Laczko, de la OIM, expresó que en muchas ocasiones ni se intenta rescatar a los navíos que se reportan como desaparecidos en el Mediterráneo.

Frank Laczko, de la OIM, expresó que en muchas ocasiones ni se intenta rescatar a los navíos que se reportan como desaparecidos en el Mediterráneo. | Foto: ONU

Publicado 6 marzo 2020


Blogs



Hay mucha diferencia a la hora de abordar la identificación y rescate de desaparecidos de países ricos en contraste a los migrantes que cruzan el Mediterráneo, expresan desde la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó este viernes en Ginebra que, desde el 2014 hasta la fecha, han muerto 20.014 migrantes tratando de llegar a Europa a través del Mediterráneo.

LEA TAMBIÉN:

Un 53 % de estadounidenses desaprueba gestión de Trump

La desaparición de una embarcación que salió de la costa de Libia el pasado 9 de febrero con al menos 91 personas que presumiblemente fallecieron aumentó la cifra, lo que indica que cada vez son mayores los riesgos que corren quienes buscan atravesar ese mar.

Frank Laczko, director del Centro de Análisis de Datos Migratorios Globales de la OIM, explicó en conferencia de prensa que dos tercios de los decesos registrados son personas que se pierden en el mar sin dejar rastro, a bordo de barcos fantasmas que se desvanecen en la travesía hacia Europa cobrándose cientos de vidas.

El directivo instó a aumentar la capacidad de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, ya que “los barcos fantasma suelen ser reportados por ONG que reciben llamadas de migrantes desesperados que se encuentran en el mar, así como de familiares que buscan a sus seres queridos perdidos".

Y añadió que "en muchas ocasiones, no se realiza ningún operativo de rescate de estos navíos y se da por sentado que los tripulantes perecieron en el mar".

 

Aunque el número anual de muertes ha descendido cada año desde 2016, en el que desaparecieron más de 5000 personas, la proporción de fallecimientos en relación con los cruces intentados se elevó tanto en el centro como en el oeste del Mediterráneo en 2019, en comparación con años anteriores.

La OIM llamó a ampliar las vías seguras y legales para que los migrantes dejen de recurrir a formas arriesgadas en su intento por conseguir una vida mejor y se eviten muertes innecesarias que permitan un cambio en el complejo panorama de las migraciones internacionales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.