• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Colombia vive a diario el retuendo de las armas, incluso después de alcanzado el acuerdo de paz en 2016.

Colombia vive a diario el retuendo de las armas, incluso después de alcanzado el acuerdo de paz en 2016. | Foto: Twitter: Indepaz

Publicado 26 abril 2021


Blogs



El Sistema de la ONU en Bogotá "rechazó y condenó vehementemente" la violencia contra comunidades y defensores de DD.HH.

El Sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Colombia rechazó "vehementemente" este lunes, mediante un comunicado oficial, la violencia ejercida en contra de "comunidades, personas defensoras de derechos humanos, liderazgos sociales y comunitarios, así como excombatientes de las antiguas FARC—EP, situación que, denuncian "se ha agravado en las últimas semanas".

LEA TAMBIÉN: 

Asesinan a cinco personas en nueva masacre en Antioquia, Colombia

El comunicado de la legación destaca la situación en el departamento Cauca, uno de los más afectados por la violencia ejercida por grupos armados ilegales hacia pueblos originarios y sus autoridades, y desmovilizados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP).

En ese sentido la ONU, "reitera el llamado del secretario general, António Guterres, al cese inmediato de hostilidades que permita avanzar en los esfuerzos de recuperación en el país en medio de la pandemia por la Covid—19, e insta a que se refuercen las medidas para salvaguardar de manera efectiva la Vida y los derechos de todas las personas en los territorios afectados por el conflicto y la violencia".

La entidad denuncia que "estos hechos violentos, con serios impactos en la vida de las personas y de las comunidades, están ocurriendo en territorios con presencia de grupos armados ilegales y organizaciones criminales, economías ilícitas, donde se da el reclutamiento de menores y con una limitada presencia del Estado".

Al respecto ONU Colombia expresó "especial preocupación" por los ataques ocurridos en los meses de marzo y abril de este año, en especial el asesinato de la gobernadora indígena Sandra Liliana Peña y el ataque a la comunidad a la cual pertenecía, con saldo de decenas de heridos.

Sobre lo muerte de los excombatientes señaló que suceden en diferentes departamentos del país, y llamó a respetar lo establecido en el Acuerdo de Paz firmado entre el estado colombiano y las FARC-EP sobre el respeto a la vida a aquellos en proceso de reincorporación a la vida civil.

El Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz) da cuenta que los cuatro meses transcurridos de 2021 son los más violentos con respecto a años anteriores al registrar 21 excombatientes asesinados, siete de ellos solo en la última semana.

Indepaz también informa sobre 31 masacres y 52 líderes sociales y defensores derechos humanos ultimados en la misma etapa.

La ONU "ante esta preocupante situación", llama, como asunto de "la mayor importancia", el "asegurar la presencia integral de la institucionalidad en los territorios, incluyendo de las personerías que tienen la responsabilidad de la promoción y protección de los derechos humanos".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.