• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El país además ha enviado varias brigadas médicas a salvar vidas a situaciones de gran peligro.

El país además ha enviado varias brigadas médicas a salvar vidas a situaciones de gran peligro. | Foto: EFE

Publicado 8 junio 2020


Blogs



Cuba ha sido destacado en medios internacionales por sus aportes desde la biotecnología a la lucha global contra la pandemia desde sus medicamentos.

Cuba se ubicó este lunes en el lugar 18 de la región de las Américas en el índice de letalidad de la Covid-19, luego que el país del Caribe ha aplicado una estrategia multifuncional exitosa, a pesar de las medidas coercitivas de Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN 

Regresa a Cuba brigada que combatió la Covid-19 en Italia

Actualmente, el país presenta un índice de letalidad del 3.77 por ciento frente al de la región de las Américas, que es de 5.71. A pesar de las medidas coercitivas que impiden la adquisición de insumos y medicamentos, la Isla ha logrado enfrentar con éxito la pandemia.

A continuación algunos factores que han influido de manera positiva en el país para afrontar la situación.

Sistema de salud pública con énfasis en la atención primaria

En Cuba la atención médica es un derecho. Su acceso es gratuito y universal y está compuesto por un sistema de atención primaria en los barrios con los consultorios del médico de la familia. De esta manera, se va de lo particular de cada comunidad hacia centros hospitalarios más grandes, no sin antes pasar por policlínicos.

Estos, que estarían en un segundo nivel, se ubican en las comunidades y atienden áreas de salud. En ellos hay equipamientos como máquinas de ultrasonidos, radiografías y hasta salones de urgencias para cirugías menores. De tal modo, un paciente tiene varios niveles de atención que van desde el barrio hasta la provincia y alcanza a los hospitales nacionales y de referencia.

Prevención para frenar el contagio

Una de las estrategias adoptadas por el Gobierno cubano ha sido la de la prevención. Para ello implementó una serie de medidas que van desde el aislamiento social hasta la implementación de un plan de acción nacional con varias fases.

En el mismo se contempla suministrar medicamentos preventivos a personas de riesgo con el propósito de preparar sus sistemas inmunológicos por si la enfermedad atacara. Además, medidas de aislamiento social, y la preocupación de las autoridades por que menores de edad y ancianos no estén en la calle ni en aglomeraciones.

Pesquisaje activo

Para la detección temprana, se ha tomado como estrategia lo que se llama pesquisaje activo. Esto involucra al personal de salud reforzado por los estudiantes de medicina que se encargan de chequear la temperatura y los síntomas de los ciudadanos en sus casas, cumpliendo con las medidas sanitarias correspondientes.

Asimismo, se ha realizado un estudio de seroprevalencia en el país para mapear de cierta forma cómo están los cubanos preparados desde el punto de vista inmune para enfrentar el virus y su latencia. El mismo está en proceso y brindará los primeros resultados en julio.

Además, el país ha realizado hasta la fecha 120.536 pruebas de PCR en tiempo real, alcanzando cuotas diarias de más de 2.000 tests.

Estrategias de aislamiento y medidas de contención.

Dado el alto índice de asintomáticos en el país (1160 del total), desde el inicio de la pandemia se han realizado las estrategias correspondientes para detectar las fuentes de infección. De tal modo de los 2200 casos positivos hasta este 8 de junio quedan 66 personas (3 por ciento) sin origen de contagio definido.

Además, cada caso positivo es investigado y se procede al aislamiento y vigilancia epidemiológica de sus contactos. Para ello, el país ha habilitado varios centros en las diferentes provincias y todos los viajeros que llegan al país son puestos en cuarentena durante al menos 14 días.

Las medidas tomadas por el Gobierno le valen una calificación de 100/100 en el Stringency Index de Oxford, que mide la efectividad de las medidas de un país ante una situación como la de la Covid-19.

Cuba cerró sus fronteras en el día 12 de la pandemia cuando aún tenía una muerte y 48 casos confirmados. Otros países lo hicieron en contextos peores, como Italia y España.

La ciencia como base de decisiones y estrategias

El aporte de las ciencias en esta etapa ha sido fundamental en el mundo entero. Sin embargo Cuba tomó desde el inicio la ciencia como bandera. Junto a las autoridades se reúne un grupo de trabajo que tiene a epidemiólogos, virólogos, matemáticos, bioestadísticos, geógrafos, informáticos, médicos...

Todos ellos confluyen desde sus ciencias y aportan modelos de pronóstico, estudios científicos y materiales que han servido a los dirigentes del país para llevar a cabo una estrategia efectiva.

Medicamentos como la Biomodulina T y los interferones producidos en el país han permitido que los pacientes evolucionen de manera favorable. Hasta el momento, de 2200 han fallecido solo 83 personas y Cuba acumula más de una semana sin reportar decesos.

Además, de los 247 pacientes activos existen 244 con evolución clínica estable. Solo tres se encuentran en estado grave y ninguno crítico.

Sobre la situación de Cuba ante la Covid-19, este fin de semana el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez dijo que “tenemos que ratificar que con el rigor, con la disciplina y el control que compartamos entre todos y lo llevemos como un propósito de vida, como una responsabilidad personal y colectiva, podremos estar en el menor tiempo posible cerrando la cola de la epidemia y por lo tanto entrando en la etapa de recuperación de la Covid-19”.

Asimismo, afirmó que ya se han estado tomando un grupo de decisiones y análisis que se comunicarán esta semana.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.